Murillo: No podemos pensar en tener una sociedad exactamente igualitaria

De acuerdo con Murillo, el sistema empresarial tiene que "reaccionar" y así es como ellos pretenden presionarlos
Murillo: No podemos pensar en tener una sociedad exactamente igualitaria
 

Reproduce este artículo

Marino Murillo, el jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, señaló este viernes que "no podemos pensar en tener una sociedad exactamente igualitaria", echando por tierra el discurso de la 'revolución'.

El 'zar 'de las reformas económicas del régimen cubano compareció esta noche en la Mesa Redonda para hablar del reordenamiento monetario y la eliminación del CUC.

De acuerdo con Murillo, el sistema empresarial tiene que "reaccionar" y así es como ellos pretenden presionarlos.

"Si usted está en una empresa que es capaz de repartir cinco salarios medios de las utilidades, perfecto. Si está en una que no reparte porque la gestión es deficiente, no tendrá acceso, sin embargo cobrará el salario escala que no se penaliza", añadió.

Durante su intervención, reiteró que a partir del 1 de enero se elimina la circulación legal del CUC, una con  tasa de cambio única de 24 CUP por un dólar. 

Las próximas seis Mesas Redondas continuarán hablando sobre esta nueva medida.

Además, el jerarca explicó que no solo se trata de una unificación de moneda, sino también de eliminar "subsidios excesivos y gratuidades indebidas", y al mismo tiempo hacer una transformación de los ingresos.

Este 10 de diciembre aparecieron en cadena de televisión, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, y el primer secretario del PCC, Raúl Castro, que por cierto, no dijo palabra.

La alta jefatura del régimen subrayó que el cambio único será de 24 pesos cubanos por dólar y que darán más información sobre los pasos a seguir a partir de ahora.

Díaz-Canel recordó que la unificación monetaria no resolverá los graves problemas de Cuba, pero aseguró que es un "primer paso indispensable" en el logro del "desarrollo continuo" que la Revolución promete a los cubanos.

La llegada de la unificación monetaria ha provocado que cientos de cubanos acudieran a los bancos y casas de cambio para deshacerse de los CUC, que se devaluaron frente al dólar en el mercado informal.