"Solamente 5 Kg de pollo por familia": Holguín regulará venta de productos en CUC

En Holguín probarán qué tal funciona la venta de productos en CUC por núcleo familiar contra libreta de abastecimientos. Una medida para administrar la escasez y la miseria, ante la reticencia a tomar otras que realmente puedan funcionar
El pollo y el aceite estarán entre los productos regulados. Foto: Ahora
 

Reproduce este artículo

El régimen ya no sabe cómo administrar la escasez. De nada valen las aplicaciones móviles que inventa para las colas y el expendio de productos o las brigadas contra “coleros” y revendedores, los supuestos culpables del desabastecimiento. Cuando no hay, no hay, por lo que tiene que acudir a lo único que sabe hacer medianamente bien desde que se hizo con el control económico y político de una isla otrora productiva: racionalizar y distribuir en mínimos.

En tal sentido, este martes 29 de septiembre inició en el Consejo Popular de Pedernales, en el municipio de Holguín, una prueba piloto para la venta de productos de primera necesidad por núcleos familiares, racionalizados y con mucha probabilidad de ser menos que lo previsto, nunca más.

Si la prueba, que se hará por un período de 15 días, resulta positiva, se extenderá a todo el municipio cabecera de la oriental provincia. Así lo informó Yunior Torres Almaguer, Coordinador de Programas y Objetivos de la Esfera Consumo y Servicios en la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Citado por el medio oficialista local ¡Ahora!, el funcionario comentó que la venta de productos en CUC de esta manera es una medida de amplia demanda popular.

Uno de los elementos fundamentales de esta nueva estrategia en tiempos de escasez acrecentada, que toma elementos implementados en otras provincias, es desagregar la red de las cadenas TRD y CIMEX, permanentemente abarrotadas y “adornadas” por enormes colas, para ampliarla con unidades del comercio como bodegas, casillas, mercados y puntos de venta de dichas cadenas.

Pedernales fue el consejo popular escogido para la prueba piloto por ser el de menor demanda. Tiene 2 104 núcleos, ocho bodegas y un punto de venta de TRD. Para modular la nueva modalidad de venta racionalizada se ubicó otro punto de venta, y en ambos se atenderán las ocho bodegas, precisó el ¡Ahora! en su reporte.

Cada núcleo familiar tendrá un día para comprar en uno de los puntos de venta en CUC, del cual sabrán en su bodega. Para comprar deberá presentarse la cada vez más menguada libreta de abastecimientos, donde no se anotará nada, sino que sólo se utilizará como constancia de la adquisición de los módulos.

En tal sentido, con independencia del número de integrantes, cada núcleo o familia podrá comprar sólo hasta cinco kilogramos de pollo, tres de detergente y un litro de aceite.

Por si estas cantidades ya no fueran pocas de por sí para todo un mes, más aún en tiempos donde sólo se habla de croquetas, picadillo y filetes de claria, tripas y limonada sin limón, el diario oficialista precisa que no quiere decir que sean cinco kilogramos siempre.

La cantidad de los productos dependerá de sus formatos de presentación y, lo más prometedor de todo, en tono pesimista, de la existencia de los productos en las cadenas.

Y así, sin que nadie lo imaginase años atrás, un documento de cuya desaparición se hablaba, la libreta de abastecimientos, servirá también ahora para comprar mandados en una moneda a punto de desaparecer y que supera en 25 veces el valor de aquella en la que cobran la mayoría de los trabajadores cubanos.

Todo un despropósito, pero nada más se puede hacer ante tanta escasez y la reticencia de siempre a tomar las medidas que verdaderamente pueden hacer a Cuba productiva de nuevo.