Diásporas de Venezuela, Nicaragua y Cuba buscan sinergia

Gioconda Belli, Antonio Ledezma y Yunior García Aguilera suscribieron La Carta de Granada, en representación de Nicaragua, Venezuela y Cuba, respectivamente. 
Firma de la Carta de Granada
 

Reproduce este artículo

Gioconda Belli, Antonio Ledezma y Yunior García Aguilera, suscribieron La Carta de Granada en representación de Nicaragua, Venezuela y Cuba, respectivamente. 

El encuentro de los exiliados formó parte de la XXX Jornada de Extranjería de Consejo General de la Abogacía Española, y tuvo como sede la Sala Magna de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada.

El documento busca “crear una instancia de coordinación unificada” por una “unidad en la acción que permita multiplicar y fortalecer su impacto en el exterior y por ende en el interior de cada país”.

Los firmantes declaran que creen en “el efecto positivo de unir los esfuerzos de las diásporas” de los tres países, con la seguridad de que "la sinergia en la acción nos acercará al objetivo común de la libertad y la democracia".

Estuvieron también presentes en el acto Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, y Blas Jesús Imbroda Ortiz, presidente de la subcomisión de Extranjería y Protección Internacional del Consejo General de la Abogacía Española.

Yunior García Aguilera declaró a los presentes que “la sociedad civil de nuestros países, que sufre bajo la represión de regímenes autoritarios, debe articularse para fortalecer nuestra resistencia y para trazar caminos hacia la democracia. No solo es vital el intercambio de experiencias, la denuncia de los crímenes de las dictaduras, el apoyo mutuo y la creación de redes, sino también la búsqueda de estrategias comunes para transformar nuestras realidades, con el apoyo de la comunidad internacional.”

Posteriormente, en su perfil de Twitter el dramaturgo difundió el encuentro, en el cual participaron más de 250 abogados, quienes reflexionaron sobre “cómo mejorar la defensa de los derechos de los migrantes”.

La premiada escritora nicaragüense Gioconda Belli dijo en su intervención que “las dictaduras de nuestros tres países promueven una metodología común para reprimirnos y negarnos la libertad.  Es hora de que nosotros sumemos fuerzas unidos y fraternos”.

Por su parte, Antonio Ledezma, alcalde de Caracas en el exilio, alzó su voz para denunciar los problemas que afrontan los venezolanos en su tierra, los cuales, aseguró, son los mismos que sufren los cubanos y nicaragüenses.  “Es momento de atender de manera organizada a los millones de desterrados que requieren de nuestra orientación, no sólo para remediar asuntos personales, sino para encauzar su poder hacia la conquista de la democracia en nuestros países” declaró.

Imbroda Ortiz declaró que se “va a prestar todo el apoyo jurídico y el marco para impulsar que la Carta de Granada suponga un impulso diferencial en el accionar de los activistas, artistas, periodistas independientes, opositores pacíficos y toda la sociedad civil de los tres países”.

Según declara la organización Prisoners Defenders en su sitio web, la iniciativa surgió en la Presidencia de la Subcomisión de Extranjería y Protección Internacional del Consejo General de la Abogacía Española y pretende unir a los activistas prodemocráticos de Cuba, Nicaragua y Venezuela.