Con manifestaciones antagónicas, cubanos se enfrentan frente a consulado de régimen en Barcelona

La españolas Rosa Martorell y Ana Hurtado formaron parte de los bloques antagónicos
Manifestación de cubanos en Barcelona. Foto: Vladimir Hernández
 

Reproduce este artículo

Con dos manifestaciones antagónicas y consignas cruzadas, decenas de cubanos se enfrentaron este sábado frente a la sede del Consulado cubano en Barcelona.

La manifestación contraria al gobierno castrista inició en las afueras de la representación del Parlamento Europeo en la Ciudad Condal y de allí se trasladó al Consulado, donde un grupo de acólitos del régimen, menor en número, se reunió para intentar contrarrestar los reclamos de democracia y libertad para Cuba.

La españolas Rosa Martorell y Ana Hurtado, quienes recientemente han ganado visibilidad dentro de la comunidad cubana en el exterior por sus respectivos posicionamientos ante la realidad del país caribeño, formaron parte de los bloques antagónicos.

Martorell, influencer que expuso el día a día que percibió durante un viaje turístico a Cuba, fue una de las convocantes de la manifestación frente al Parlamento Europeo.

Según detalló en la protesta, para ella fue una sorpresa comprobar el grado de depauperación en el que la ideología comunista ha sumido a Cuba.

“No me esperaba ver un país en esas condiciones. Descubrirlo fue lo que me motivó a exponer la realidad al mundo. No esperaba que hubiese tanta repercusión”, explicó Martorell a los manifestantes, a la vez que dijo sentirse contenta por contribuir a una causa, y deseosa de que sus denuncias y reclamos sirvan para motivar un cambio.

El activista Lázaro Mireles, presidente del movimiento Acciones por la Democracia, transmitió lo acontecido en Barcelona a través de las plataformas de ADN Cuba.

En la más reciente de sus transmisiones afirmó que las autoridades de la ciudad favorecían más a los cubanos que se pronunciaban a favor del régimen, lo que motivó que él fuese objeto de un percance con efectivos policiales y amenazado con una multa de 600 euros cuando ambos grupos coincidieron frente al consulado y Mireles se dispuso a filmar a su contraparte.

Los cubanos contrarios al sistema imperante en la isla expresaron durante la manifestación su solidaridad con los familiares de las víctimas de la explosión en el Hotel Saratoga.

También agradecieron a los partidos españoles que han apoyado la disidencia y la libertad de los pueblos del mundo, así como la causa del cambio político en Cuba.

Juan Garriga, diputado de VOX en el Parlamento catalán, agradeció por su ejemplo a los cubanos que luchan contra la tiranía y ratificó el apoyo de su partido a la lucha por la democracia en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La activista Iliana Hernández, una de las personas que protagonizó el emblemático acuartelamiento de San Isidro en 2020, celebró que actualmente muchos cubanos hayan perdido el miedo tanto dentro como fuera de Cuba.

“Todas las dictaduras caen y esa no va a ser la excepción. Los cubanos merecemos vivir en dignidad, libres, decidir nuestro futuro y trabajar juntos por el desarrollo. Por el adoctrinamiento se ha perdido la dignidad de muchos, pero vamos a conseguir recuperar la de todos”, dijo Hernández.