COVID-19: ¿No hay diazepam ni aspirina, pero tendremos vacuna?
El régimen que es incapaz de garantizar panes decentes para las familias, o medicinas básicas, ahora dice que en tiempo récord producirá 100 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus
Jeringa para vacuna y bandera cubana
 

Reproduce este artículo

Muchos cubanos no salen de su asombro: el mismo régimen que es incapaz de garantizar, por decir lo mínimo, panes decentes para las familias, o medicinas básicas, ahora dice que en tiempo récord producirá 100 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus. ¡Y trabaja en cuatro candidatos de esos medicamentos!

Los ciudadanos hastiados de la pandemia no saben qué creer, si entregar sus esperanzas al castrismo, habida cuenta de que la dictadura tiene un historial enorme de mentiras y manipulación de verdades a medias. Por el momento, algunos se toman con chanza la demagogia gubernamental, y critican con humor, como el cubano escondido en Twitter bajo el pseudónimo "Un poeta ahí", quien publicó hace unas semanas versos titulados “Engáñame que me gusta”, que conviene retomar:

No hay diazepam, ni aspirina,

ni atenolol (hace rato),

ni gasa, ni esparadrapo,

ni yodo, ni ampicilina.

Tampoco hay cefalexina...

(Potencia médica ¿ves?)

No hay píldoras antiestrés:

ni analgésicas: ninguna.

Pero tenemos vacuna

en ensayo, fase 3.

Pues sí, tal como expone el poeta, mientras las farmacias están vacías en Cuba, o los pocos medicamentos que hay tienen precios elevados, el régimen cubano afirmó que en 2021 produciría 100 millones de vacunas contra la COVID-19.

Según publicó Infobae, el director del Instituto Finlay de La Habana, Vicente Vérez, señaló en conferencia de prensa este miércoles que “tenemos la capacidad para fabricar 100 millones de dosis” de Soberana 02 y “si todo sale bien, este año tendremos a toda la población vacunada”.

De acuerdo con datos oficiales, el pasado 18 de enero, dicho candidato vacunal pasó a la fase II b de ensayos clínicos y entraría en marzo en la fase III y última, con 150,000 voluntarios.

El medio argentino agrega que la campaña de vacunación arrancará en el primer semestre del año, y será gratuita, mas no obligatoria.

Además, como ya es costumbre, también se les venderá a turistas que lo deseen.

Sumidos en una profunda escasez de los medicamentos más básicos desde hace dos años, las autoridades de la isla se empeñan en desarrollar cuatro vacunas contra la COVID-19.

Se trata de las Soberana 01 y 02, Mambisa y Abdala, sí, esos son sus nombres.

Sobre la crisis de medicamentos en la isla, hasta el propio oficialismo lo ha reconocido. En junio pasado, BioCubaFarma, encargada de elaborar estos productos, declaró 87 medicamentos en falta de 349 que debería tener, es decir, un 25% de desabastecimiento.

“Hay que reconocer que cuando se analiza la producción y distribución de medicamentos a través de los años, se observa una fluctuación en los niveles de abastecimiento, con situaciones críticas en algunos periodos”, declaró a Granma el doctor Eduardo Martínez Díaz, presidente del grupo empresarial BioCubaFarma.

También explicó que debido a la pandemia se vio afectada la obtención de materias primas que, aunque ya pagadas, se quedaron en las fábricas y puertos cuando se cerraron las fronteras en muchos países.

“Las causas fundamentales del desabastecimiento de medicamentos están dadas por elementos objetivos relacionados con la disponibilidad de materias primas, piezas de repuesto y otros materiales”, aseguró entonces el galeno.

Los grupos de medicinas más afectadas han sido las ­farmacológicas: antiasmáticas, los antihipertensivas, los antibióticos orales, los antialérgicos, los antiglaucomatosos, los antivirales, los dermatológicos, los diuréticos, los escabicidas/pediculicidas, los sedantes y ansiolíticos, los antiácidos/antiulcerosos, la insulina y otros agentes antidiabéticos, los antisicóticos, los modificadores de la coagulación y los antitrombóticos.