Silvio Rodríguez defiende la legalización de la protesta en Cuba como vía para acabar con “los escandalitos”

El reconocido cantautor se pronunció sobre las recientes escenas de represión en la isla para acallar la inconformidad ciudadana y aseguró que esos “escandalitos” se acabarán cuando se autoricen las protestas y se emprenda un "socialismo democrático"
Silvio Rodríguez
 

Reproduce este artículo

El reconocido cantautor cubano Silvio Rodríguez se pronunció respecto a las recientes escenas de represión registradas en la isla para acallar las muestras de inconformidad ciudadana y aseguró que todo ello, lo cual definió como “escandalitos”, se acabará si el gobierno autoriza las protestas y emprende un “socialismo democrático”.

“Los escandalitos se van a acabar el día en que se legalicen las protestas. Protestas autorizadas. Socialismo democrático. Y la policía cuidando a los que protestan para que ejerzan su derecho”, escribió el autor de Ojalá, El necio y otros grandes temas en su blog Segunda cita.

Su opinión fue a modo de comentario en un debate que introdujo uno de los opinantes en el último post del blog, y en el que varios se pronunciaron contra la represión vista en la calle Obispo el pasado viernes -incluso contra un joven que se pronunció a favor del socialismo- y el rechazo del régimen a atender los reclamos de Luis Manuel Otero Alcántara.

El artivista llega este domingo a ocho días en huelga de hambre y sed, exigiendo el cese del cerco policial que veja su libertad de movimiento y la devolución de las obras que le fueron ocupadas en un allanamiento a su casa, o una indemnización por las mismas.

También el respeto a sus derechos civiles y artísticos, vulnerados a diario por los órganos represivos del régimen.

Para Silvio Rodríguez, todo lo acontecido son “escandalitos”, un diminutivo que recuerda a otros sintagmas empleados por el oficialismo para desacreditar las acciones de opositores y activistas como “farsa”, “show mediático”, “campaña” y “montaje”.

Al menos el trovador, consecuente con su habitual espíritu crítico dentro de los estrechos márgenes de la ideología totalitaria cubana, reconoce la falta de libertad de manifestación en la isla e insta a respetarla, mediante la legalización de la protesta y el cuidado policial a los manifestantes, en vez de la reiterada represión.

El pronunciamiento de Rodríguez fue digno de destaque para la artista y activista Tania Bruguera, que cuestionó a los detentores del poder preguntándoles cuándo van a escuchar. “Hasta Silvio se los está diciendo, legalicen las protestas, cuiden a los que protestan”, escribió en su perfil de Facebook.