Corea del Norte advierte a EE.UU. de que se enfrenta a “una crisis”

El régimen de Corea del Norte ha dado declaraciones tras el primer discurso en el Congreso de Joe Biden
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte
 

Reproduce este artículo

Corea del Norte advirtió este domingo a Estados Unidos de que enfrenta “una crisis más allá de su control”; asimismo, habló contra el presidente, Joe Biden, por su tono contundente ante Pyongyang.

A través de unas declaraciones de Kwon Jong-gun, director general de la Cancillería norcoreana a cargo de asuntos estadounidenses, el régimen de Corea del Norte amenazó a Washington.

Dichas declaraciones, recogidas este domingo por la agencia estatal de noticias KCNA, llegaron luego del primer discurso en el Congreso de Biden el pasado miércoles, en donde prometió que trabajará con sus aliados contra cualquier amenaza. 

El presidente estadounidense dijo que se debe afrontar la “seria amenaza que supone Corea del Norte" empleando la diplomacia y “la disuasión severa”.

Kwon señaló que Biden “cometió una gran pifia” en contra del pueblo norcoreano e indicó que el régimen “se verá obligado a responder con las correspondientes medidas”.

Adicionalmente, dijo que Estados Unidos “se enfrentará a una crisis peor y más allá de su control en el futuro cercano” si decide afrontar sus relaciones con Pyongyang “con una política anticuada y con una perspectiva de la Guerra Fría”.

Para el régimen de Kim Jong-un, el tono que ha marcado la llegaba al poder de Biden, supone un “pretexto para sus actos hostiles”, continuó Kwon.

El Ministerio de Exteriores del Norte publicó este domingo un comunicado en el que acusaba a Estados Unidos de “insultar la dignidad de su liderazgo supremo” por denunciar los abusos de derechos humanos por parte del régimen.

Desde que Biden asumió la presidencia estadounidense, Corea del Norte ha llevado a cabo dos pruebas de misiles en marzo, dando pasos a una nueva escalada dialéctica y de ensayos militares en la península coreana.

En enero, el líder norcoreano advirtió que comenzaría a probar nuevo armamento, si el Gobierno Biden no proponía fórmulas para retornar a la mesa de negociación.