Senador Marco Rubio ve “esperanzas de cambio en Cuba”
El senador por la Florida opina que los que quedan en el régimen son “en gran parte, tecnócratas, no son individuos que inspiran el tipo de celo revolucionario que Fidel podría tener entre algunos” y que el cubano de a pie ya no cree en la manipulación de que “los problemas económicos de la isla son el resultado del embargo”
Senador Marco Rubio. Foto: Tomada de El País
 

Reproduce este artículo

En una conferencia virtual con el Instituto Hudson, un centro de estudios sin fines de lucro, el senador republicano por la Florida, el cubanoamericano Marco Rubio, dijo que ve esperanzas de cambio en Cuba.

En la charla, Rubio se remontó a los últimos dos años de la administración del presidente demócrata Barack Obama, con “Fidel Castro en su lecho de muerte y sus partidarios, todos en sus 80 años, sintiéndose inmortales”, deseando concretar su forma de gobierno a través de la reapertura de relaciones con Estados Unidos.

Rubio opinó que en ese momento el régimen cubano veía la normalización de relaciones y la apertura económica como el primer paso hacia la normalización del sistema comunista en Cuba, porque les permitía mantener el control del pueblo y de la economía.

Señaló que entonces llegó el presidente Donald Trump con una visión diferente de la política hacia Cuba, e hizo “estallar” dicho plan.

“Lo hizo estallar básicamente diciendo que podemos tener un compromiso económico con los cubanos. De hecho, esa es una de las grandes facetas no contadas de lo que hizo. Dijo que si eres un cubano individual que abre un negocio, puedes comerciar con nosotros, pero si eres una entidad estatal, especialmente aquellas en propiedad del ejército cubano a través de GAESA, entonces no puedes, y él ha actuado de manera bastante agresiva contra eso”, subrayó el senador.

Declaró, además, que los que quedan en el régimen son “en gran parte, tecnócratas, no son individuos que inspiran el tipo de celo revolucionario que Fidel podría tener entre algunos en la población”.

A su juicio, el cubano de a pie “ya no compra la idea de que los problemas económicos de la isla son el resultado del embargo estadounidense”.

El senador opinó en la conferencia con el Instituto Hudson, además, que la única forma de avanzar hacia ese cambio es una combinación de apertura política y económica, pero solo si se puede prevenir que el sistema actual se convierta en una característica permanente, y eso -apuntó- es lo que han hecho las sanciones estadounidenses.

Marco Rubio es uno de los políticos estadounidenses más críticos con el régimen castrista. Junto con el demócrata de New Jersey Bob Menéndez, miembro de Más Alto Rango del Comité de Relaciones Exteriores del senado, recientemente presentaron la ley para Combatir la Trata de Médicos cubanos.

Según un comunicado, este nuevo proyecto legislativo busca “fortalecer la rendición de cuentas por la trata de personas del régimen cubano y la explotación de médicos, enfermeras y otros cubanos que son profesionales de la salud a través de las tildadas ‘misiones médicas’ al extranjero”.

Sus impulsores estiman que “la legislación reafirma el compromiso de EE.UU. de defender los valores democráticos y los derechos humanos en Cuba”. La ley también restablece el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales, suspendida bajo la administración del presidente Barack Obama, para permitir que los médicos cubanos elegibles y sus familiares directos vengan a los Estados Unidos.

 

(Con información de Radio Televisión Martí)