Rubio: Contratación de médicos cubanos por México viola TLC con EEUU

Rubio pidió a Washington que investigue el contrato entre México y Cuba, pues los términos injustos bajo los que trabajan los galenos de la isla clasifican como “trata de personas”
Brigada Médica cubana
 

Reproduce este artículo

El senador cubanoamericano Marco Rubio, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Alta de Estados Unidos, declaró este 27 de abril que la contratación de médicos cubanos por México es una violación del tratado de libre comercio entre los dos países de Norteamérica.

Rubio pidió a Washington que investigue el contrato entre México y Cuba, pues los términos injustos bajo los que trabajan los galenos de la isla clasifican como “trata de personas”.

La víspera, el senador se unió a sus colegas de partido María Elvira SalazarMario Díaz-Balart y Carlos A. Giménez en una petición a Samantha Tate, jefa de División para el Monitoreo y Cumplimiento del tratado de libre comercio para que realice una investigación.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, el 27 de abril de 2021 se incorporaron 585 profesionales de la salud cubanos para ser ubicados en hospitales que atienden a pacientes aquejados por la Covid-19.

La secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, aseguró a Diario de Cuba (DDC) que el trabajo de los cubanos era “voluntario”, y la suma del convenio era para cubrir el salario, así como la capacitación, especialización, asesoría e investigación conjuntas.

Además, la funcionaria agregó que los profesionales no tenían libertad de movimiento por las restricciones de la pandemia.

En julio, cuando la Ciudad de México dio por finalizada la “misión” y los primeros cubanos regresaron a la isla, López Arellano confirmó que el gobierno local había pagado por su trabajo 135 millones de pesos mexicanos (más de 6 millones de dólares).

DDC supo que, de los aproximadamente 10 700 dólares que pagaba como promedio el gobierno mexicano por cada uno de los 585 médicos y enfermeros cubanos, La Habana solo les pagó a los médicos 660 dólares para tres meses (220 dólares por mes). A los profesionales cubanos se les dijo que los 220 dólares que recibían eran “para comida”.

La carta de los políticos republicanos señala que el T-MEC es el estándar para los acuerdos comerciales y tiene disposiciones sólidas para defender criterios laborales y de derechos humanos, por lo que estas disposiciones deben aplicarse rigurosamente para garantizar que Estados Unidos respete este acuerdo y los estándares de derechos humanos.

Según el Departamento de Estados Unidos, las misiones médicas internacionales de Cuba son una forma de trata de personas y esclavitud moderna, indica la carta del senador y los diputados.

“Durante años, el régimen de La Habana ha obligado a los médicos y enfermeras cubanos a trabajar en el extranjero, por centavos de dólar, para mejorar la propaganda del régimen de que su atención médica es de clase mundial”, denuncia el senador Marco Rubio.