Seguridad del Estado vuelve a citar a Héctor Valdés Cocho

El colaborador de ADN Cuba Héctor Luis Valdés Cocho fue citado de manera ilegal, a través de una llamada telefónica, para ser interrogado mañana lunes 30 de agosto en Villa Marista, sede del órgano de instrucción de la Seguridad del Estado.
Héctor Luis Valdés Cocho
 

Reproduce este artículo

El colaborador de ADN Cuba Héctor Luis Valdés Cocho fue citado de manera ilegal, a través de una llamada telefónica, para ser interrogado mañana lunes 30 de agosto en Villa Marista, sede del órgano de instrucción de la Seguridad del Estado.

Según informara Valdés Cocho en su perfil de Facebook hace tres días recibió una llamada de un número desconocido. Un agente de la policía política le comunicó que debía presentarse a las 11:00 a.m. en el mencionado centro de detención.

El motivo de dicha llamada es la entrevista que recientemente realizara Valdés Cocho a la familia de dos detenidos tras las manifestaciones del domingo 11 de julio de 2021.

“Si quieren que yo vaya tienen que tocarme la puerta de mi casa y con una citación oficial con 72 horas de antelación, firmada por un tribunal. Sino es así, pues es ilegal que mediante una llamada telefónica me citen a interrogar” fue la respuesta de Valdés Cocho antes de colgar a su interlocutor.

Este 29 de agosto también recibió una llamada de un número desconocido; “Ya dejo en aviso de lo que me pueda ocurrir mañana. No es paranoia (aunque tenemos todo el derecho de estar paranoicos), es precaución. Soy periodista, no he cometido delito alguno. No hay delito en informar la realidad”, concluyó.

Régimen amenaza a reportero Valdés Cocho

La semana pasada trascendió que desde un perfil falso a nombre de Lula Mendes fueron amenazados Valdés Cocho y su pareja el activista LGBTIQ+ Raúl Soublett.  Esa sería la quinta coacción realizada contra él en menos de seis meses.

"Quiero que sepas que me daría mucha pena si tu pareja se entera de quien eres tú. Sigue pegándole tarros u contactando con todo pájaro (...) Bloquéame si quieres pero estoy a un paso de exponer públicamente todas las pruebas de tu infidelidad. Así se le hace a los vendepatrias", reza el mensaje enviado a Valdés Cocho.

Sobre Soublett el chantajista anónimo escribió "y dile a él (Raúl Soublett) que no use audífonos en la calle porque puede tener un accidente por tu pegadera de tarros. Hasta pronto".
A finales de mayo, el periodista recibió una amenaza de muerte, igualmente desde un perfil de Facebook.

"No sé si en tu mente podrida cabe espacio para imaginar todo lo que podemos hacer y hasta donde podemos llegar para defender todos los logros que a sangre hemos ganado (…) a más grandes que tú, hemos sabido quitarnos del camino", le advirtieron desde una cuenta con el nombre de Ernesto Ramírez González.

Datos personales y familiares, así como su dirección fueron señalados entre las amenazas y ofensas. También fue advertido que de su 'piquetico' (grupo de amigos) es el único que no está preso: "por algo te tenemos ahí, por algo que no será muy bueno para ti".

En marzo anterior, una persona no identificada lo estuvo llamando por número privado durante más de una hora y, al no recibir respuesta de su parte, le envió mensajes agresivos  por Messenger.