Centro Habana: 20 familias en peligro tras derrumbe

El inmueble, ubicado en la esquina de San Lázaro y Galiano, estaba en ruinas desde hace años. Reporteros de ADN Cuba se dirigen al área en estos momentos para conocer el estado de las familias y recabar información. 
Derrumbe-Edificio
 

Reproduce este artículo

Un edificio ubicado en la esquina de San Lázaro y Galiano, en el municipio capitalino de Centro Habana, sufrió un derrumbe parcial sin que se reporten hasta el momento muertos ni lesionados entre la veintena de familias que lo habitan.

El suceso ocurrió sobre las 11:00 p.m., hora local, de ayer 7 de julio, según el informe del periodista Eduardo Cedeño. Desde la madrugada fuerzas de bomberos y otros equipos trabajan para sacar los escombros y evaluar los daños materiales.

Reporteros de ADN Cuba se dirigen al área en estos momentos para conocer el estado de las familias y recabar información. 


Centro Habana es el municipio más densamente poblado de la capital cubana y de los que peor conserva su fondo habitacional. 

El pasado 22 de abril, otra edificación, ubicada entre las calles Prado y Cárcel, se desplomó y dejó un herido. El video del siniestro fue difundido por el periodista independiente Alfredo Martínez.

A finales del mes pasado, el balcón de un apartamento ubicado en un edificio de la intersección entre las calles San Nicolás y San Lázaro, en el mismo municipio, se vino abajo mientras trataban de repararlo.

“Amarraron los andamios en el balcón y se cayó una buena parte de él”, declaró un vecino, mientras quienes viven en la casa recogían los escombros.

El edificio, de estilo neoclásico y construido en la primera mitad del siglo XX, se halla en un estado avanzado de deterioro debido a la falta de mantenimiento y la erosión provocada por el salitre.

A finales de enero del 2020, tres niñas fallecieron cuando cayó sobre ellas un balcón que se derrumbó en el barrio de Jesús María, en la Habana Vieja.

 

Derrumbes y condiciones de vivienda en Cuba

 

Datos oficiales publicados por el gobierno cubano aseguran que el déficit de viviendas en la isla es de 800 000. Las construcciones del Estado, por otra parte, no cubren la demanda anual.

Según la agencia estatal de noticias Prensa Latina, al cierre de 2020 se terminaron 20 512 viviendas en Cuba, el 62% de las previstas para 2019. Para el segundo semestre la meta era alcanzar más de 22 000.

La construcción de viviendas por cada 1000 habitantes disminuyó de 6,1 en 1989 a 3,6 en 2005. En 2006, se construyeron 111 400 nuevas unidades y la proporción subió a 9,9, ambos récords históricos.

Después de 2006, la construcción de viviendas bajó constantemente hasta 22 100 en 2016, mientras que la razón de unidades construidas por 1000 habitantes disminuyó de 9,9 a 1,9.

El presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, Víctor Ramírez, declaró en 2008 que 1,17 millones de viviendas (30% del inventario) estaban en condición “regular” o “mala” y que el 85% de las unidades con más de tres pisos necesitaban reparaciones fundamentales, pero la falta de materiales de construcción lo impidió.