“Me obligaron a salir”: Ruhama Fernández sobre su llegada a Miami

"No dejé mi país ni mi lucha, aunque lo último que haya recibido del lugar donde nací sean amenazas de tres hombres luego de acosarme por todo el aeropuerto”, escribió la youtuber
Ruhama Fernández junto a familiares en Miami. Foto: Twitter/@ruhsantiago99
 

Reproduce este artículo

La youtuber cubana Ruhama Fernández llegó este sábado a Miami obligada por la represión y el acoso a los que era sometida en la isla por el régimen, según afirmó en su perfil de Twitter.

Fernández compartió fotos de su arribo a la capital del exilio cubano y de su reencuentro con sus padres y familiares tras cuatro años de separación, y aclaró que no abandonó Cuba por voluntad.

“No dejé mi tierra, me obligaron a salir y fui escoltada hasta el mismo avión. Ya les contaré a los que quieran saber”, escribió la opositora al régimen cubano en respuesta a usuarios que la criticaron por migrar en un contexto de marcado activismo y lucha cívica en la isla.

“Que fácil es criticar desde un perfil protegido por el anonimato (…) No dejé ni mi país ni mi lucha, aunque lo último que haya recibido del lugar donde nací sea una amenaza de tres hombres luego de acosarme por todo el aeropuerto”, agregó la youtuber, que en los primeros tuits de su llegada a Miami subrayó que la misión por la que estaba allí era “buscar libertad” para su pueblo.

Fernández, que se define como libertaria, fue detenida e interrogada en Cuba en varias ocasiones por sus críticas al régimen y su activismo en pos de un cambio político.

El 10 de agosto fue retenida durante al menos 12 horas en la unidad y cárcel de la Seguridad del Estado ubicada en el reparto Versalles, en Santiago de Cuba, provincia de la que es originaria y en la que residía.

Durante el arresto, los agentes le decomisaron una computadora, un trípode y otras pertenencias, imprescindibles para realizar su labor de reportera ciudadana.

Cuando trascendió la noticia de su detención, varias personalidades pidieron su liberación, entre ellas, los congresistas estadounidenses Carlos Giménez, María Elvira Salazar, Mark Green y Mario Díaz-Balart.

Tras su liberación, Fernández agradeció todas las muestras de apoyo y solidaridad. 

“Intentaron anularme y ya no era Ruhama Fernández sino la reclusa 560, pero un pueblo con voz de trueno hizo sonar mi nombre más alto que sus patrañas. Gracias por el #FreeRuhama. Gracias por su unidad, sabía que no estaría sola. Pero esto no acaba acá, siguen muchos presos #SOSCuba”, escribió la youtuber el 11 de agosto en un tuit que aún hoy aparece fijado en su perfil de Twitter.

Fernández se encontraba con prohibición de salida de Cuba desde agosto del 2020. Testimonios de activistas y opositores aseguran que el régimen busca levantar la regulación migratoria de varios ciudadanos que le resultan incómodos, previo compromiso de que abandonarán el país.