Marco Rubio celebra protesta de cubanos en apoyo a Luis Manuel Otero

Un grupo de cubanos se reunieron en Tampa para conmemorar el aniversario 119 de la fundación de la República y exigir la libertad de Luis Manuel Otero.
Rubio-Alcántara
 

Reproduce este artículo

El senador cubanoamericano Marco Rubio celebró este 24 de mayo la manifestación que ocurrió en Tampa para exigir la libertad del artista contestatario Luis Manuel Otero, retenido contra su voluntad en un hospital cubano.

“Desde el exterior, los cubanos en Tampa se unieron para reclamar la libertad del líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara. Liberen a Luis Manuel”, declaró el congresista por Florida, estado donde se encuentra la localidad de Tampa.

La manifestación en conmemoración por los 119 años de establecida la República —20 de mayo de 1902— tuvo lugar en el Parque Amigos de José Martí, en el corazón de Tampa, localidad con una gran tradición de actividad democrática y por la independencia de Cuba en el siglo XIX.

Los más de 100 exiliados reunidos allí este lunes no sólo recordaron que Cuba tuvo por primera vez un orden democrático y republicano ese día, sino al artista que hoy constituye un ejemplo de desobediencia y libertad, Luis Manuel Otero Alcántara.

Desde el 2 de mayo Otero, coordinador del Movimiento San Isidro (MSI), está retenido en el hospital Calixto García de La Habana sin que se le permitan visitas de amigos y acceso permanente a su teléfono móvil.

A lo largo de las últimas semanas, cuentas de redes sociales asociadas a la Seguridad han filtrado videos que intentan demostrar el presunto bienestar y la recuperación del paciente, pero que consiguen más bien el efecto contrario.

Ante cada nueva filtración, para la sociedad civil independiente y simpatizantes de la lucha de Otero surgen elementos y muestras que apuntan a que éste estaría recibiendo tratamientos psiquiátricos encaminados a destruirlo mentalmente y borrarlo de la lucha política y artística en la isla.

La huelga de hambre y sed del artista fue el detonante de protestas en varias ciudades de Occidente. EE. UU., la Unión Europea, y organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a La Habana que cesara el hostigamiento contra Otero Alcántara y atendiera sus reclamos.

No se sabe exactamente cuál es el estado de salud del artista luego de ser internado, aunque el video de ayer muestra a un Luis Manuel visiblemente recuperado y en mejor estado de salud.

Organizaciones opositoras y medios independientes permanecen a la expectativa, pues no sería la primera vez que un huelguista cubano muere mientras permanecía en instituciones de salud cubanas.

Orlando Zapata, el disidente cubano que murió tras 86 días en huelga de hambre en 2010, también recibió un tratamiento intravenoso similar en el hospital de Camagüey.