Cuba: un jabón para cada mes y la pasta dental cada dos meses

La escasez de productos de aseo es un problema anterior a la llegada de la COVID-19 a Cuba. La distribución que realiza el régimen en las bodegas cubanas es irrisoria y obliga a encontrar otras vías muy costosas para mantener la higiene personal.
Productos de aseo en un abodega cubana. Foto: Tribuna de La Habana.
 

Reproduce este artículo

La escasez de productos de aseo es un problema anterior a la llegada de la COVID-19 a Cuba. La distribución que realiza el régimen en las bodegas cubanas es irrisoria y obliga a encontrar otras vías muy costosas para mantener la higiene personal.

El jabón de lavar y el de tocador se entregan una vez al mes en estos establecimientos y la pasta dental llega cada dos meses, según informaron autoridades de del Grupo Comercializador de Productos Industriales y de Servicios del Ministerio del Comercio Interior (Mincin) al oficialista Granma.

Afirma el periódico estatal que estos artículos de la canasta básica son prioridad del gobierno; pero la realidad es otra cuando el cubano debe adquirir en 200 pesos cubanos un tubo de pasta en el mercado negro o comprar dólares porque solo se expenden jabones en las tiendas en Moneda Libremente Convertible.

Adriana Iglesias Sarmiento, directora de Balance del Grupo Comercializador de Productos Industriales y de Servicios del Ministerio del Comercio Interior (Mincin) dijo que se “debe distribuir mensualmente 1 226 toneladas de jabón de lavar y unas 2 437 de jabón de tocador, con lo que se aseguran las entregas mensuales por composición de núcleo, atendiendo a la política de distribución aprobada en el país”.

Aseguró la especialista que en abril y mayo la entrega del jabón de tocador se hizo por consumidor.

La excusa para entregar un tubo de pasta dental cada dos meses es que “Por lo general, el aseguramiento que vamos teniendo en la industria es del 60 %, por eso la ponemos cada dos meses”, contó a Granma.

Otro producto al que hace referencia el texto es al detergente líquido que en La Habana se entrega cada tres meses un litro y en el resto del país depende de la existencia del líquido y de la decisión del Consejo de la Defensa para su venta.

La demanda de este tipo de detergente es de 4 078 toneladas al mes, mientras que solo se produce mil toneladas cada 30 días.

El acceso a estos productos básicos se dificulta en la isla. Las grandes colas cuando el régimen vende, en pequeñas cantidades, estos productos han sido noticia en ADN Cuba.