Roberto Pérez Fonseca se declaró en huelga de hambre

El activista cubano Alberto Ortega Fonseca denunció que su hermano, Roberto Pérez Fonseca, se declaró en huelga de hambre este jueves 30 de junio.
Roberto Pérez Fonseca se declaró en huelga de hambre
 

Reproduce este artículo

El activista cubano Alberto Ortega Fonseca denunció que su hermano, el prisionero político Roberto Pérez Fonseca, se declaró en huelga de hambre este jueves 30 de junio y responsabilizó al régimen si algo le pasara. 

“Me acaban de informar que mi hermano, el preso político Roberto Pérez Fonseca desde ayer empezó una "Huelga de Hambre", porque no le dejan pasar la comida que mi madre Liset Fonseca le lleva. Hago responsable a la Dictadura Cubana por la salud de mi hermano” publicó Ortega Fonseca en Twitter.

Recientemente, el activista e influencer cubano dialogó con la comunidad cubana en Madrid sobre el caso de su hermano y la negativa del régimen a que su madre viajase para denunciar las arbitrariedades cometidas contra éste.

Fonseca Ortega estuvo acompañado por Lázaro Mireles, secretario de comunicaciones de la organización opositora Somos + y presidente del movimiento Acciones por la Democracia.

Roberto Pérez Fonseca fue condenado a 10 años de prisión en Cuba por manifestarse el pasado 11 de julio contra el régimen comunista durante las protestas masivas que se extendieron por docenas de localidades del país. El prisionero político se tatuó en el brazo los signos “11-J-21”.

En octubre de 2021, el Tribunal Municipal de San José de las Lajas, Mayabeque, sentenció a Fonseca por los supuestos delitos de “atentado”, “desacato”, “instigación para delinquir” y “desorden público”.

Las autoridades aseguraron que el joven agredió “con piedras y botellas” a agentes de policía el día de las protestas. “Nunca lo hizo”, comentó a ADN Cuba su hermano, Alberto Ortega Fonseca. 

En la prisión de Quivicán, el prisionero político cubano se tatuó en el brazo los signos “11-J-21”, fecha de las masivas manifestaciones que estallaron el verano pasado en más de 60 localidades de la isla.

Su hermano Ortega Fonseca publicó en Twitter una fotografía del “tatuaje que se hizo mi hermano” y alertó de una “requisa a los presos políticos, llegando al extremo de dejarlos en ropa interior para ver quienes tenían dicho tatuaje”.

Según la fuente que le informó sobre el suceso “todos los que tenían el tatuaje fueron fotografiados”, por lo que el cubano residente en Canadá “hizo responsable a la dictadura cubana, si algo le sucede alguno de ellos”.