"No habrá impunidad": Díaz-Canel se pronuncia sobre el asesinato de un oficial de la PNR en Boyeros
"Hechos criminales como este no quedarán impunes. Las fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria cuentan y contarán siempre con el respaldo de nuestras normas jurídicas y del pueblo revolucionario que defiende", había adelantado el MININT.
Miguel Díaz-Canel

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel aludió este sábado a su indignación por el asesinato del primer teniente Yoannis Rodríguez y las heridas propinadas a dos policías a manos de un “delincuente” en la estación de Calabazar, en La Habana. “No habrá impunidad”, dijo el dirigente cubano en su cuenta de Twitter.

Este viernes, un agente policial murió y otros dos resultaron heridos, tras ser apuñalados en la estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Calabazar, en Boyeros, reportaron medios oficiales e independientes cubanos.

Por su parte, el Noticiero Nacional de la Televisión de este viernes dio a conocer una nota del Ministerio del Interior (Minint) en relación al ataque perpetrado contra la estación policial de Calabazar.

El organismo del régimen cubano aseguró que el presunto culpable, que tenía antecedentes penales, agredió con arma blanca y sustrajo un arma de fuego asignada a uno de los oficiales.

De acuerdo con el Minint se trata de "Yusniel Tirado Aldama, de 27 años de edad, residente en Boyeros, sin vínculo laboral, exrecluso por un delito de atentado, quien realizó esta agresión de manera individual. Además, le constan antecedentes por robo con fuerza, lesiones, tenencia de drogas, daño a la propiedad y receptación".

El individuo fue detenido cinco horas después y se le ocupó el arma de fuego.

La nota también confirmó el asesinato del primer teniente Yoannis Rodríguez Rivero, de 34 años de edad, oficial de guardia de la citada unidad, víctima de graves heridas en el cuello.

Por su parte, se encuentra ingresado en el Hospital Enrique Cabrera, reportado grave con peligro para la vida, el primer suboficial Georvis Ley Cuenca, de 30 años de edad, chofer de auto patrullero, de la propia unidad.

También resultó lesionado el primer suboficial Ariel Rojas Tomás, de 48 años de edad, oficial carpeta de dicha subestación de la PNR.

Por último, los militares expresaron que medios "anticubanos reportaron el incidente y lo manipularon, como es tradicional, asociándolo a un supuesto rechazo a las medidas que asume el país para enfrentar la pandemia".

"Hechos criminales como este no quedarán impunes. Las fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria cuentan y contarán siempre con el respaldo de nuestras normas jurídicas y del pueblo revolucionario que defiende", concluyen.

La estación de la Policía donde sucedieron los hechos está ubicada en la calle 106, entre 285 y 287, informó un miembro del grupo de Facebook Alza tu voz Cuba, quien aseguró que el poblado de Calabazar y zonas aledañas están bajo fuerte vigilancia policial.