Régimen rebaja poco: habrá helado Coppelia a 5 pesos por bola, luego de protestas

Autoridades del régimen establecieron nuevos precios para el helado Coppelia, luego del descontento popular ante un alza que los cubanos consideraron abusiva
Cubanos en Coppelia durante pandemia. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

Autoridades del régimen establecieron nuevos precios para el helado Coppelia, luego del descontento popular ante un alza que los cubanos consideraron abusiva.

El affaire ha servido al gobierno para pintarse como “atento” a los reclamos del pueblo, aunque el reajuste de precios no es significativo ni el régimen se ha mostrado receptivo a otras críticas en asuntos de más envergadura que las bolas del cremoso postre.

Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior, compareció en el programa televisivo de propaganda Mesa Redonda, durante la noche de este lunes, e informó sobre los nuevos costos para los clientes en la famosa “Catedral del helado”: la bola de 90 gramos (que nunca llega a ese peso) que se expende en “Las cuatro joyas”, local climatizado y con mesas para sentarse, será fijado en 7 pesos cubanos.

En el área de “canchas” y las torres, se redujo a cinco pesos cada porción, mientras que, en las afueras de la heladería, se deberá abonar 4 pesos por una bola con barquillo.

Díaz Velázquez se refirió además a otros productos de establecimientos estatales, como las pizzas de cafeterías de tercera categoría, que quedaron fijadas (oficialmente) en no más de 15 pesos. La funcionaria castrista aseguró que se revisan otros productos de comida chatarra sobre los que la población ha criticado su alto costo.

Respecto a parques recreativos como el Lenin, Expocuba y La Isla del Coco, precisó que los tickets para aparatos costarían 5 pesos para los menores de edad, y 10 para los adultos.

El aumento de precios en Coppelia a partir de este 1ero de enero, ha sido como un cubo de agua fría –y no del cremoso dulce– para la mayoría de los residentes en la isla. Muy pocas son las posibilidades de esparcimiento al alcance de su bolsillo, que les va quedando.

De la noche a la mañana el helado “socialista” pasó a costar de un peso a siete pesos por bola, y 35 una ensalada, lo que desató la inconformidad de las familias.

Ante las expresiones del descontento popular el régimen anunció este lunes 4 de enero, a través de los medios oficialistas y los voceros castristas, que “tras un profundo análisis de los criterios de la población, se decidió reducir los precios de la heladería Coppelia”.

Una publicación en Facebook de la revista televisiva Hola Habana, del canal oficial de la capital, donde se anuncia la nueva medida, desató disímiles reacciones y comentarios de los pobladores.

Adrian Rivera González, dijo: “Una clara política de si no gritas te jodes. La súper estrategia, porque los que gobiernan viven en Marte y claramente le llevan sus tinas a la casa y gratis”.

“Mi criterio muy personal es que por favor, sean más analíticos a la hora de fijar precios y comunicárselo a la población, si tuvieran en cuenta la situación real que tiene el país y el pueblo a nadie se le ocurrirá poner los precios que se están implantando. Da vergüenza que cada vez que anuncien un precio halla que modificarlo, eso demuestra la arbitrariedad con lo que se establece y muy poca seriedad en el reordenamiento, señaló Madelein Adans Falla.

Por su parte, Ernesto Posada, añadió: “Señores memeros: por favor ahora con el precio del gas, del pan y el transporte público. Gracias, un cubano de a pie. P/d: seguiremos haciendo solicitudes”.

Yosvani Pupo Otero, director general de Servicios del Mincin, dijo en la Televisión Cubana, siguiendo el habitual discurso justificativo del régimen que “los productos que como el helado tienen un importante componente en importación, inmediatamente [por] ese proceso de la devaluación [del peso cubano] (…) se incrementan los costos”.

Además, el funcionario arguye que “el efecto del incremento salarial tiene una traducción [afectación] en el sistema empresarial y en las fichas técnicas de los productos además del gasto de materias primas e insumos, también está el gasto de salario”.

Por lo tanto, según el directivo del Mincin, “el gasto de salario es un beneficio desde el punto de vista de la población, pero tiene también un efecto en las fichas del costo de los productos que se elaboran…”

Y ahí no quedan las razones para disparar el precio de Coppelia, aun alto luego de la nueva reducción. Según Pupo Otero: “Se ha originado un incremento del costo de la energía eléctrica. El helado por sus características requiere para su almacenamiento también refrigeración”, dijo con aire docto.

“Eso [la tarifa eléctrica] también produce un incremento en los costos”, enfatizó en el programa matutino de la tv estatal Buenos Días.