Liberan al pastor cubano Ramón Rigal, condenado por querer educar a sus hijos en casa
El pastor cubano Ramón Rigal Rodríguez, que cumplía una sentencia de dos años de privación de libertad por educar a sus hijos en el hogar, fue liberado por el régimen este jueves
Foto de archivo de la familia Rigal Expósito. Foto: Tomada de Cubanet
 

El pastor cubano Ramón Rigal Rodríguez, que cumplía una sentencia de dos años de privación de libertad por educar a sus hijos en el hogar, fue liberado por el régimen este jueves.

Rigal Rodríguez compartió en sus redes sociales imágenes de la reunificación con su familia, acosada por el gobierno porque el religioso y su esposa retiraron de la escuela a los hijos para practicar el homeschooling.

“Una buena noticia: el pastor Ramón Rigal ha sido liberado y se encuentra en casa con su familia y me hace portador de este mensaje para todos quienes oraron y se preocuparon por él y por su familia”, publicó Mario Félix Lleonart Barroso, también líder religioso y director del Instituto Patmos.

“Puede decirles a todos los hermanos que han estado orando por nosotros que estamos muy agradecidos por sus oraciones y todo el apoyo que nos han dado. Se que esas oraciones llegaron al trono de Dios y las respondió”, expresó Rigal.

Agradeciendo las muchas muestras de solidaridad en Cuba y el extranjero, el pastor recién liberado escribió: “Es hermoso ver cómo, aunque no me conozcan personalmente, se han preocupado por mí y mi familia, poniendo en práctica el pasaje: 'Acordaos de los presos como si estuvierais presos juntamente con ellos'. Gracias a Dios estoy nuevamente con mi familia”.

Una buena noticia: el pastor Ramón Rigal ha sido liberado y se encuentra en casa con su familia y me hace portador de...

Posted by Mario Felix Lleonart Barroso on Thursday, June 25, 2020

La esposa de Rigal, Ayda Expósito Leyva, pastora protestante y también condenada por la misma causa, salió de prisión bajo libertad condicional a finales de marzo, luego de más de 11 meses confinada.

En 2017 los religiosos fueron detenidos por primera vez; y en 2018 fueron juzgados y condenados a un año de reclusión domiciliaria, pero eso no les hizo abandonar su decisión de educar a sus hijos en casa.

A finales de abril de 2019, fueron detenidos nuevamente y juzgados en un proceso sumarísimo, en el que carecieron de una adecuada representación legal. Tampoco se le permitió a la prensa o a los hermanos de fe de la pareja asistir al juicio.

 

 

Ramón Rigal y Ayda Expósito fueron condenados a dos y un año y medio de privación de libertad, respectivamente, por “actos contra el normal desarrollo del niño, asociación ilícita y asociación para delinquir”.

Aunque la medida de libertad condicional de la pastora Ayda Expósito debía ser efectiva en el mes de octubre, las autoridades judiciales de la provincia rechazaron esa posibilidad, lo cual la obligó a continuar su condena en prisión hasta marzo último.

El caso de los religiosos cubanos provocó álgidos de bates sobre el derecho de los padres a elegir la educación que creen más beneficiosa para sus hijos, la libertad de conciencia en Cuba y el monopolio de la enseñanza por parte del gobierno.

El homeschooling es reconocido en países como Estados Unidos y Canadá, pero prohibido en la Cuba “socialista”, donde el Partido Comunista controla todos los niveles de enseñanza y adoctrina con abundante propaganda política, muchas veces con evidente sesgo histórico.

Este jueves también excarcelaron a Mileydi Salcedo y Elizabeth Vaquero, detenidas e incomunicadas desde el pasado 22 de abril, tras ser golpeadas en La Habana por la policía e intentar filmar el atropello. No obstante, las jóvenes esperan que las autoridades determinen la sanción que les será aplicada.