Régimen intenta desacreditar Brigada 2506 vinculándola con “terroristas”

Vísperas del 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba, el castrismo intentó desacreditar a los veteranos de la Brigada de Asalto 2506, vinculándolos con presuntos “terroristas” y supuestos planes de sabotajes en la isla
 

Reproduce este artículo

Un día antes de iniciar el 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba, el castrismo intentó desacreditar a los veteranos de la Brigada de Asalto 2506, vinculándolos con presuntos “terroristas” y supuestos planes de sabotajes en la isla.

Este jueves 15 de abril, el vocero Humberto López volvió a recurrir a personajes que durante los últimos meses le han servido de “comodín” para difamar a críticos del gobierno dentro y fuera de la isla.

El locutor mencionó en la televisión estatal, supuestos “planes terroristas” contra Cuba, por los que estarían detenidos cuatro individuos relacionados con organizaciones de la Florida. López aseveró que desde Estados Unidos se preparaban los sabotajes “para ejecutar en los próximos días”, mientras se desarrolla el congreso del PCC. Llegó a decir, sin prueba alguna, que estos incluían ataques armados, afectar el servicio eléctrico e introducir “una cepa de la COVID-19”.

El vocero gubernamental acusó William “Willy” Cabrera González de ser uno de los “comandantes” de las acciones “terroristas”, e intentó vincularlo con la Brigada 2506, los exiliados veteranos del ataque por Playa Girón (1961).

Pronto Humberto López dejó ver en su comentario la que quizá sea la verdadera intención: difamó a los excombatientes y los tildó, entre otros calificativos, de “mercenarios, esbirros, grandes propietarios, lumpens, entre otros elementos”. Con estas apariciones en televisión nacional, el régimen intenta prolongar la desgastada narrativa del castrismo durante los días del congreso partidista, y amedrentar a la población asegurando que el país estaría en peligro.

Michel “Kiki” Naranjo sería otro líder de los presuntos “comandos”. López repite que junto con Willy González “integran la organización terrorista La Nueva Nación Cubana”, y mostró prácticas de tiros, supuestamente de miembros de esa organización.

Según la información del noticiero del régimen, en Cuba estarían detenidos por recibir instrucciones para los sabotajes Amaurys Casaels Martínez (44 años) y Ernesto Javier Espinosa Mañé (22 años), ambos residentes en Guaro, Mayarí (Holguín).

Además, Daniel Aponte Ruiz (45 años) de La Lisa (La Habana), por estar encargado de “reclutar a personas para crear células clandestinas que ejecutarían acciones terroristas contra el Palacio de Convenciones, subestaciones eléctricas, tiendas en MLC y unidades de las FAR y el Minint”; y uno de sus reclutados, Francisco Ángel Rodríguez Gronlier (41 años), residente en el municipio capitalino de Marianao.


Todo esto sirvió de pie a López para decir en la televisión que “60 años después de Girón, nuevos rostros, que son tan mercenarios como los de la 2506, se ganan ahora una nueva derrota y la Revolución sigue aquí venciendo”.

El Congreso, según el vocero, “será un éxito por sus debates, por la profundidad de sus temas y por todo lo que va a aportar para seguir construyendo lo que seguimos queriendo la mayoría de este país, que se llama socialismo”.

 

Los “terroristas” de Humberto López

No es la primera vez que los medios de propaganda del régimen echan mano a quien se identifica como “Kiki” Naranjo y otros presuntos “terroristas” salidos de la nada, para intentar asociarlos con el llamado “exilio histórico” y supuestos planes de subversión en Cuba.

En los últimos meses del 2020, otro video circuló en redes relacionando al Movimiento San Isidro –un grupo de activismo cívico y cultural– con Willy González y Kiki Naranjo, cubanos “supuestamente” radicados en Florida y fundadores de la organización La Nueva Nación Cubana, cuya página de Facebook es sospechosamente reciente.

Sus creadores escogieron una fecha simbólica como el 26 de julio para darle vida en las redes sociales. ADN Cuba llamó varias veces al número que aparece en la página y salía apagado y que no se podía dejar mensajes. Estos personajes suman videos en su página donde llaman a la unidad de los cubanos en contra del gobierno.

Muchas directas de Willy González están ambientadas siempre en el mismo cuarto de paredes verdes donde cuelga la bandera cubana. El objetivo de La Nueva Nación, según la información difundida en el perfil es “lograr la unidad de todo cubano dentro y fuera de la isla para entonces juntos, confrontar la dictadura castro-comunista de todas las maneras posibles hasta erradicarla de nuestra patria”.

Un audiovisual de otro cubano sostiene que la Nueva Nación Cubana también posee un comando en Paraguay. Sin embargo, nadie había oído de ellos hasta que el MSI se convirtió en una alternativa muy visible y pacífica para disentir del régimen. ¿Casualidad?

Rogelio Enrique Bolufé Izquierdo, quien a su llegada a Miami dijera ser mayor del Ministerio del Interior, está vinculado con el supuesto grupo paramilitar. Este individuo también se nombra el Presidente Interino de la República de Cuba, pero no pertenece a ninguna organización del exilio histórico ni a organizaciones registradas en Estados Unidos.

Todos Somos Clandestinos es otra plataforma en Facebook, en ella se menciona a través de Live a Kiki Naranjo. El número telefónico registrado en esa página pertenece a una compañía inactiva de grúas para remolcar autos, cuyo dueño, José Luis Costa, ya falleció. ADN Cuba tampoco obtuvo respuestas llamando a ese teléfono.

En noviembre del 2020, hicieron algo similar al comentario de López vísperas del congreso comunista. En aquel momento, fue para justificar el arresto arbitrario de Denis Solís, integrante del Movimiento San Isidro. El castrismo circuló un video donde interrogan al rapero independiente, sin presencia de un abogado y donde Solís podría haber sido manipulado para auto inculparse.

Durante el interrogatorio, Solís al parecer admitió estar en contacto con José Luis Fernández Figuera, cubano radicado en Estados Unidos, a quien la Seguridad del Estado identifica como “terrorista” y le atribuyen varios hechos de sabotaje en Cuba, de los cuales no hubo noticias en la prensa oficial ni en ninguna otra.

La Seguridad del Estado cubano ha intentado relacionar al Movimiento de San Isidro con Fernández Figuera, quien sería miembro de una supuesta organización llamada Lobos Solitarios, desconocida por la oposición cubana, tanto como los supuestos “comandos” que sacó de la nada Humberto López este jueves.

En noviembre del 2020, ADN Cuba contactó con varias organizaciones en el exilio y todas desconocían la existencia del grupo “Lobos Solitarios” o de las personas mencionadas en el vídeo publicado por la prensa oficial.

“No tengo ni idea de quienes son esas personas” indicó la opositora cubana Rosa María Payá. “Lo que sí puedo confirmar es que a nuestros promotores han intentado infiltrarlos escribiéndole con números extranjeros y haciéndose pasar por gente de Cuba Decide. Así que es práctica del G2, contactar a gente en Cuba como si fueran personas que viven en el exterior”, agregó.

La organización anticastrista Alpha 66, surgida en 1961 con métodos de lucha paramilitares, tampoco reconoció a ningún miembro del supuesto grupo.

Estas “misteriosas” organizaciones que solo conoce el gobierno de Cuba, y cuyas acciones nunca se han llevado a cabo o se han podido verificar, avalan las sospechas de que todo se aun montaje del régimen sin argumentos, para amedrentar en tiempos donde aumenta la oposición.

El Dr. en Filosofía Orlando Gutiérrez-Boronat, una de las figuras más atacadas por la prensa oficial cubana que lo cataloga como “terrorista”, dijo hace unos meses a AND Cuba que “en mi vida he escucha esos nombres”, para señalar a los nuevos actores en la narrativa del castrismo.