Huelga de hambre y asedio: cómo es el cerco policial a Unpacu

José Daniel Ferrer, describió cómo opera el cerco policial que tiene el régimen implementado en los alrededores de la sede de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en la localidad de Altamira, Santiago de Cuba
Huelguistas de Unpacu. Foto: Twitter/José Daniel Ferrer
 

Reproduce este artículo

El opositor y ex prisionero político cubano, José Daniel Ferrer, describió a ADN Cuba cómo opera el cerco policial que tiene el régimen implementado en los alrededores de la sede de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en la localidad de Altamira en la provincia de Santiago de Cuba.

Este domingo 28 de marzo permanecen en huelga de hambre alrededor de 60 miembros de la Unpacu, en protesta por la represión policial contra los opositores y las personas vulnerables que reciben alimentos y medicinas en la sede de la organización.

La huelga de hambre fue iniciada por el propio José Daniel Ferrer el 20 de marzo. El régimen mantiene el acoso contra los activistas y el cerco policial en Altamira.  

Según detalló el coordinador general de Unpacu, “unos 20 agentes de civil permanecen en las cercanías del barrio y se hacen visibles cuando alguien logra acercarse a la sede. Les salen al paso, siempre de forma violenta, para impedirles continuar”.

“Salen de las esquinas corriendo para impedir que pase el activista o las personas que desean llegar hasta aquí. Si es necesario llaman a los refuerzos que tienen bien cerca, en el Policlínico 28 de septiembre”, añadió.

“También están de forma permanente en la zona dos patrullas al menos, además de un carro jaula y un camión de tropas especiales. Usan la escuela que está detrás de nuestra vivienda como local de vigilancia y descanso”, explicó Ferrer.

Comentó el activista, que según le han referido los agentes del régimen también cuentan con refuerzos de los sectores del Inder y Educación, y algunos de Salud Pública.

“Detrás de la casa levantaron un muro en el patio de un vecino, con la intención de impedir que pasen personas por ahí. A pesar de la guardia que tienen varias personas han logrado  llegar cuando ellos se han descuidado y para evitarlo, hasta un muro han construido”, contó el opositor.

En un video compartido en el canal de Youtube de Unpacu se observa el momento de la detención arbitraria del activista Iam Gámez Gell, quien permanecía en huelga de hambre desde hace cinco días. Cuando el miembro de la Unpacu intentaba llegar a la sede de la organización es interceptado con violencia por dos agentes de la policía política vestidos de civil y arrinconado contra un pared, hasta el momento que aparecen otros cuatro y lo conducen a empujones, alejándolo de la zona.

José Daniel Ferrer, también afirmó este domingo en una directa que realizó a través de su cuenta en Facebook, que los más de 60 activistas que están en huelga de hambre, varios de ellos por nueve días, están más fuertes que los millones de cubanos que temen enfrentar a la dictadura.

“A los 60 en huelga la tiranía nos teme más que a 11 millones que no hacen nada para enfrentarla, que andan de cola en cola, sufriendo y con mucho miedo”, comentó Ferrer. “Me avergüenza el lamento estéril de muchos compatriotas, pero seguimos luchando por ellos”, agregó.

Niños y ancianos que intentan llegar hasta allí han sido golpeados por la policía, ubicada en un cordón de seguridad cuyo objetivo es desconectar a los huelguistas.

En la directa de Ferrer este domingo un anciano que logró burlar el cerco explicó que cinco o seis agentes permanecen apostados en la cuadra aledaña a la sede de la Unpacu, observando e impidiendo que cualquier necesitado o simpatizante acuda a la misma.

A pesar del pronunciamiento de varias organizaciones internacionales de derechos humanos sobre la huelga de los opositores cubanos; así como la solidaridad que se ha desatado entre cubanos residentes fuera y dentro de la isla, el régimen no elimina el fuerte cerco policial y la represión contra los activistas. Así opera la dictadura que defiende la frase castrista de “Patria o Muerte”.