Régimen detuvo arbitrariamente a activistas que llegaron al Capitolio

Maykel "Osorbo" y Carolina Barrero lograron burlar los cercos policiales y llegar a la emblemática edificación republicana para exigir la dimisión del ministro de Cultura por los actos violentos del 27 de enero
Maykel Osorbo y Carolina Barrero
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano detuvo de manera arbitraria en la noche de este sábado a los activistas Maykel “Osorbo” Castillo y Carolina Barrero, los dos que pudieron burlar los cercos policiales y llegar a la sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Capitolio de La Habana, para exigir la dimisión del ministro de Cultura y el cese de la represión en la isla.

Según confirmaron en sus respectivas redes sociales ambos activistas, fueron liberados a las pocas horas de la detención, la cual no impidió que lanzaran su mensaje desde la emblemática edificación republicana, a la que las fuerzas represivas se esforzaron por que no llegara ningún activista desde el viernes, como seguimiento y solidaridad con la convocatoria de Luis Manuel Otero Alcántara.

“Hemos llegado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en el Capitolio para exigir nuestro derecho como ciudadanos a que dimita el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, por los actos de violencia cometidos a las puertas del Ministerio de Cultura el 27 de enero”, explicó Barrero en una directa que ella y Maykel Osorbo hicieron desde la escalinata del Capitolio. 

“Nos acogemos al artículo 8 de la Ley de Revocación de Mandato y al artículo 61 de la Constitución. No nos vamos a ir hasta que renuncie el ministro. El lugar está lleno de efectivos policiales. Hay casi más policías que personas, pero vamos a permanecer hasta que renuncie”, agregó.

La activista instó además a toda la ciudadanía a que se acoja a su derecho de participar activamente en la vida, la discusión y la conversación política. “Somos ciudadanos con derechos, el gobierno está ahí para rendirnos cuentas y no nosotros al gobierno. Tenemos una constitución que nos ampara”, subrayó.

Tras las palabras de Barrero, cuando iba a intervenir su compañero en la directa, éste advirtió que ya los oficiales iban a su encuentro. Según denunciaron luego varios activistas y periodistas independientes, fueron detenidos y trasladados a la unidad policial de Regla.

De su liberación dieron cuenta en primera instancia varios compañeros de causa como Anamely Ramos, una de las acuarteladas el pasado noviembre en la sede del Movimiento San Isidro para exigir la liberación de Denis Solís.

La propia Barrero escribió en su perfil de Facebook que tanto ella como Maykel estaban en casa. “Quiero agradecer a todas las personas que pidieron la libertad de los presos políticos mientras estuvimos detenidos. Cada vez que se cometa una detención arbitraria pediremos por la libertad de los hombres y mujeres presos por sus ideas”, afirmó.