Régimen de Cuba comenzará a cobrar a pilotos privados por sobrevolar su territorio
Cuba comenzará, con efecto inmediato, a cobrar los permisos para sobrevolar su territorio a pilotos privados en aeronaves ligeras, informó este martes la Asociación de Propietarios de Aviones y Pilotos
Aeronave ligera en vuelo. Foto: Correo

Cuba comenzará, con efecto inmediato, a cobrar los permisos para sobrevolar su territorio a pilotos privados en aeronaves ligeras, informó este martes la Asociación de Propietarios de Aviones y Pilotos (AOPA).

El anuncio tiene lugar en un momento en el que la isla sufre una de las peores crisis económicas de las últimas décadas, pues a la ineficiencia del sistema se suma la presión del embargo de Estados Unidos y los efectos de la COVID-19.

La mayor organización de la aviación civil del mundo publicó en su web oficial que la decisión fue comunicada por las autoridades cubanas bajo el argumento de que la política de exención de pago no se aviene con las leyes locales de aviación.

El país caribeño pone fin así a una regulación que eximía de pagar el permiso de sobrevuelo a los pilotos de naves ligeras sin fines de lucro que cruzaban el espacio aéreo cubano hacia México, Islas Caimán y Jamaica, entre otros destinos de la región.

Funcionarios de la AOPA también señalaron que el régimen de La Habana considera además establecer permisos de sobrevuelo en canales de tráfico aéreo que atraviesen su zona identificada de defensa aérea, aunque aún no se han tomado decisiones finales al respecto.

Entre las últimas sanciones impuestas por EE.UU. al país caribeño figura la prohibición de los vuelos comerciales a todos los aeropuertos cubanos excepto al de La Habana, lo que ha mermado de manera importante los ingresos del sector aeroportuario, un monopolio perteneciente íntegramente al Estado.

El prolongado cierre de fronteras por el coronavirus en la isla cortó de raíz los ingresos por turismo, una de las principales fuentes de ingresos para las arcas estatales y también para buena parte del sector privado.

De momento, los vuelos comerciales permanecen suspendidos al menos hasta el próximo 1 de agosto.

Con un número muy residual de casos, el país comenzó a mediados de junio su reapertura con un plan gradual dividido en tres fases aunque sin fechas fijas, ya que los cambios de etapa dependerán de la evolución de los indicadores epidemiológicos.

La reapertura total de las fronteras y reanudación de los vuelos comerciales es una de las medidas incluidas en la tercera y última fase, aunque durante la segunda fase -iniciada el pasado 1 de julio en casi todo el país- se permite la llegada de vuelos chárter con turistas a varios cayos de las costas norte y sur de la isla, sin que por el momento se haya anunciado ningún arribo.

En la actualidad la mayoría del país se encuentra en fase 2, mientras que La Habana se encuentran todavía en la primera fase, como el epicentro de la epidemia.