Régimen cubano confirma casos de COVID-19 en prisión de Ciego de Ávila
En Canaleta, centro penitenciario provincial de Ciego de Ávila, hay un brote de coronavirus que involucra a varios trabajadores y población penal
Régimen cubano confirma casos de COVID-19 en prisión de Ciego de Ávila
 

Reproduce este artículo

En el centro penitenciario provincial de Ciego de Ávila, conocido como Canaleta, hay un brote de coronavirus que involucra a varios trabajadores y población penal, según confirmó la prensa oficialista, después que hace alrededor de una semana comenzaran a circular en redes sociales, denuncias sobre la compleja situación epidemiológica en esta institución.

En un reporte del diario estatal Invasor se indicó que en la central provincial, “todas las áreas de Salud hoy tienen manzanas en cuarentena (…) Mientras que el evento nombrado Canaleta y que involucra al establecimiento penitenciario provincial, ha generado varios casos entre combatientes y población penal”.

El régimen cubano reconoció que la pandemia está fuera de control en Ciego de Ávila por la presencia de 403 enfermos en tan solo un mes luego del rebrote. En el parte de este jueves 1 de octubre, 50 casos provienen de este territorio.

El pasado día 27, el activista por los derechos humanos en el país, Angel Moya Acosta, publicó en su perfil en Facebook la denuncia de un recluso de Canaleta, donde a través de un audio refiere:

“(…) están matando a la gente aquí, las esconden, desaparecieron los guardias, el personal médico… vemos pasar los enfermos con fiebre envueltos en sábanas, que los llevan para otros cuartos aislados, pero ya todos están llenos. (…) según escuchamos hay alrededor de 22 personas contagiadas, pero es comentarios porque no nos informan nada, eso es desde hace 6, 7 días.  Sólo sabemos que cambiaron a todo el personal y reforzaron con Brigadas Especiales. Los guardias de la prisión desaparecieron completamente”.

“Nos dieron nasobucos (mascarillas) hace 4 o 5 meses atrás. Aquí el distanciamiento es imposible. (…) Ellos esconden todo, critican a las prisiones de otras partes del mundo, pero no se critican nunca”, criticó el recluso.  

 

En tanto, en un reporte de Radio Televisión Martí se asegura, citando a reporteros independientes en esa provincia, que además de los casos de COVID-19 en la cárcel de Canaleta, también existen personas contagiadas en el reclusorio de mujeres y en el centro de régimen abierto conocido como La Confianza.

Por su parte, según señaló Invasor, “los infectados han sido trasladados a instituciones de Salud destinadas a este fin”.

"Los nuevos contagiados son en su inmensa mayoría (38) hombres, de edades comprendidas entre 19 y 60 años, y residentes en el municipio cabecera, por lo que la ciudad capital reafirma la complejidad epidemiológica que también expresa su Tasa de Incidencia Acumulada para el rebrote: 191.32 por cada 100 000 habitantes", detalló el mencionado medio estatal. 

Las denuncias por sospechas de COVID-19 en las prisiones cubanas aumentan por estos días, donde hay un significativo aumento de casos sobre todo en La Habana.

Lucinda González, opositora y esposa del prisionero político Silverio Portal, recibió una llamada de un privado de libertad desde la prisión 1580 en San Miguel del Padrón, quien le comentó hay un guardia ingresado por sospechas de coronavirus y tienen el destacamento 1 y 2 aislado.

Los casos diarios de coronavirus se mantienen altos en Cuba a pesar de las medidas adoptadas por el régimen. Con 73 nuevos diagnósticos este 1 de octubre, las cifras vuelven a repuntar peligrosamente. 

El jefe de epidemiología de Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, informó que las cifras totales ascienden a 5670 casos desde que inició la pandemia. Hay 1269 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia, de ellas, 580 con la enfermedad. Se reportan dos pacientes en estado crítico y seis en estado grave.