Régimen cubano cita a Luis Manuel Otero a una estación de la policía
La policía cubana citó al artista independiente Luis Manuel Otero a la delegación del Distrito 1
Luis Manuel Otero, artista cubano. Archivo.
 

Reproduce este artículo

El artista independiente Luis Manuel Otero informó que la policía del régimen cubano lo citó para este miércoles a la delegación del Picota, en La Habana Vieja, para entregarle información enviada por la Fiscalía.

La citación no le explicó qué tipo de información le ha enviado la Fiscalía, pero se entiende que estaría vinculada con una acusación que aún pesa contra él: “ultraje a los símbolos patrios”, y por la cual permaneció detenido por varias semanas el pasado marzo.

“Me acaba de informar mi abogado que casualmente, tengo que ir caminando para estar a las 2 en la estación de policía Ditico1 para darme una información de la Fiscalía Nacional de la República”, escribió Otero en su cuenta de Facebook.

El artista dijo que no acudiría a la citación, porque está cumpliendo la cuarentena para evitar contagiarse del coronavirus, del que en Cuba ya se reportan 814 personas contagiadas hasta este miércoles.

Añadió que, en todo caso, si se lo quieren llevar por la fuerza, las autoridades deben cumplir todos los protocoles sanitarios.

 

 

“Yo estoy en cuarentena, si quieren, o me vienen a buscar cumpliendo todos los protocolos sanitarios, o me traen la información a donde paso mi cuarentena (que ellos saben bien dónde es), o me envían la info por wasap, pero no me muevo”, agregó.

Otero ha sido perseguido por el régimen cubano por la crítica social y política presente en sus obras, y ha sido detenido 22 veces, varias de ellas con uso de la fuerza y la violencia.

La mayoría de los arrestos ilegales incluyeron régimen de aislamiento y cortos períodos de desaparición, dijo un comunicado hecho público a mediados de marzo pasado y suscrito por artistas y organizaciones de derechos humanos.

En 2019, las autoridades lo detuvieron quince veces, y cuatro en lo que va del 2020, dijo el comunicado.

La última detención arbitraria ocurrió el 1 de marzo, tras lo cual fue llevado a la prisión de Valle Grande, donde estuvo esperando un juicio sumario por la acusación de "ultraje a los símbolos patrios".

Sin embargo, el juicio, que se iba a realizar el 11 de marzo, fue suspendido a último minuto y el artista liberado, aunque se entiende que el caso sigue abierto.