Movimiento San Isidro: ¡Queremos una Cuba con todos y para el bien de todos!
los organizadores de la campaña para pedir la libertad de Luis Manuel Otero dijeron que esos mensajes de odio constituye una violación del principio universal de presunción de inocencia
Luis Manuel Otero, artista encarcelado por el régimen desde el 1 de marzo
 

Reproduce este artículo

Los organizadores de la campaña impulsada por artistas e intelectuales cubanos, para exigir la liberación de Luis Manuel Otero, rechazaron “los mensajes de odio y discriminación” lanzados por funcionarios públicos cubanos e importantes figuras del arte en torno al caso del Otero.

Por medio de un comunicado, divulgado este viernes a través de Facebook, los organizadores de la campaña dijeron que esos mensajes de odio “constituye una violación del principio universal de presunción de inocencia”, y un “ataque a la moral y dignidad” del artista.

Esas opiniones adversas podrían contribuir a generar un ambiente desfavorable para Otero antes de los juicios, en un país donde no existe separación de poderes, acotaron.

Luis Manuel Otero Alcántara fue detenido por las autoridades cubanas el pasado 1 de marzo, al intentar eludir un cerco policial a su vivienda, que buscaba de manera arbitraria impedirle salir, y desde entonces se encuentra encarcelado y en espera de juicio.

Desde la detención arbitraria del artista, múltiples intelectuales cubanos de gran prestigio han reclamado su liberación por considerar injusto el proceso en su contra, detalló el comunicado de prensa.

 

 

“Sin embargo, esas voces parecen ser ignoradas o desestimadas por aquellos funcionarios públicos que, ante el profundo análisis que vive la comunidad artística cubana en estos momentos, solo han podido reproducir un mensaje que aboga por una Cuba sin Alcántara”, dijo el comunicado.

Los organizadores insistieron en denunciar las acciones arbitrarias cometidas contra Otero y exigieron que se respeten sus derechos y sea liberado.

“Su encarcelamiento y los delitos de los cuales se le acusa reflejan la política de censura y discriminación que el Estado cubano y sus instituciones han puesto en práctica desde la década de los sesenta y han incrementado de manera preocupante en los últimos meses”, agregaron.

Sin embargo, la indignación frente a todo lo que limita en Cuba el derecho a la libertad de expresión cada vez crece más en distintos niveles de la sociedad.

“Reclamar la libertad de Luis Manuel Otero Alcántara significa hoy defender nuestros derechos y defender nuestros derechos significa honrar la bandera cubana”, subrayaron.

“¡Queremos una Cuba con todos y para el bien de todos!", finalizaron.