Periodistas independientes propagan "calumnias y noticias falsas": vocero del régimen

Hay un complot organizado por Estados Unidos para acabar con "la Revolución", que incluye, casualmente, a todo el que se atreva a decir lo que piensa y protestar contra el gobierno cubano.
Otero-Ares
 

Reproduce este artículo

Un artículo publicado por Razones de Cuba, portal web dirigido por la Seguridad del Estado, incluye al Movimiento San Isidro, el periodismo independiente y las organizaciones de derechos humanos en un plan estadounidense para acabar con “la Revolución”.

Lo firma Fabián Escalante, exjefe de los servicios de inteligencia cubanos, y en él asegura que disidentes, reporteros y activistas son pagados por el gobierno de EE. UU. y sus fundaciones para provocar un cambio de régimen en Cuba.

“Los contrarrevolucionarios de los primeros años tenían que abastecerse de armas y explosivos para actuar, correr riesgos, atacar, dar la cara de manera frontal, sin embargo, eso ha cambiado en esta época. Ahora, se hacen periodistas “independientes” en Internet para sus reportajes y noticias calumniosas”, asegura el general de división en el retiro.

“El denominado Movimiento San Isidro es un ejemplo en el cual un sujeto, que no tiene nociones de arte, se sienta en un inodoro, arropado con las banderas cubanas y norteamericanas y proclama el acto como un hecho cultural, de protesta antigubernamental”, agregó.

Según explica, su labor es trabajar en conjunto: mientras los activistas crean supuestas violaciones de derechos humanos, que a su juicio son falsas, los periodistas independientes las denuncias y dan pretextos a la “política hostil” de EE. UU. hacia Cuba.

“Entonces, comienza el maratón de noticias falsas: violación de derechos humanos, reportajes, memes burlándose de los dirigentes en las redes, canciones compuestas por artistas conocidos que, en su exilio dorado y pagado, producen música y letras para darle ‘color’ y voz a las ‘protestas’ contra el ‘régimen cubano”.

Todo esto como parte de una especie de “estrategia continental” para acabar con la izquierda que el mentado general percibe en el viaje del almirante Faller, jefe del Comando Sur estadounidense por países de América Latina.

Nada dice, sin embargo, del enclaustramiento de Luis Manuel Alcántara en un hospital cubano por los agentes del Departamento que él mismo dirigió hace unos años, ni el arresto de periodistas independientes, como Mary Karla Ares y Esteban Rodríguez, o del rapero contestatario Maykel Osorbo.

Otero fue liberado recientemente y comentó que permanecía vigilado las 24 horas por agentes de la policía política, Esteban Rodríguez y Maykel Osorbo siguen presos, sin que parezca que su liberación vaya a ocurrir pronto.

Decenas de activistas, periodistas, artistas y personas comunes deben sufrir actos de repudio, hostigamiento de las fuerzas policiales, arrestos preventivos e ilegales, así como vigilancia con cámaras en sus propias casas.