Régimen asegura que médico cubano en Andorra no tiene coronavirus

El régimen cubano negó este lunes que médico de la brigada que viajó al Principado de Andorra para combatir la COVID-19 tenga la enfermedad
Brigada de médicos cubanos que viajó a Andorra
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano aseguró este lunes que el médico de la brigada que viajó al Principado de Andorra para combatir la Covid-19 “dio negativo a los más recientes exámenes y ya se incorpora a su labor”.

La pasada semana trascendió que uno de los médicos cubanos enviados por La Habana a Andorra, para apoyar en las tareas sanitarias en medio de la crisis por el coronavirus, dio positivo en las pruebas de la COVID-19. Lo anunciaron autoridades de esa región ubicada entre Francia y España, en las montañas de los Pirineos.

El resultado del examen practicado al galeno antillano fue confirmado el 1 de abril por el ministro de Salud del Principado, Joan Martínez Benazet, quien precisó que el doctor no había desarrollado síntomas, por lo que se creía que estaba en una fase inicial de la enfermedad.

 

 

En conferencia de prensa este lunes, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba, Francisco Durán, explicó que al momento de salir de Cuba el médico en cuestión no presentaba síntomas y dio negativo a las pruebas que les realizan a todos, reporta Prensa Latina. Sin embargo, al llegar a Andorra hubo un resultado positivo y en consecuencia se le mantuvo bajo vigilancia.

Según con Durán, las autoridades de Andorra informaron este domingo que al galeno se le repitió nuevamente la prueba del coronavirus y se le practicaron otros exámenes, que arrojaron resultados negativos, por lo que el médico ya se incorpora a su misión de colaboración médica.

El equipo de colaboración de Cuba en Andorra está integrado por 39 personas, cuya misión es colaborar en la atención a los casos de COVID-19 en ese territorio, con una población cercana a los 80 mil habitantes. Además de Andorra, Cuba tiene equipos de profesionales de la salud colaborando en más de 10 naciones afectadas por la actual pandemia, como Italia, Nicaragua, España y Venezuela.

En reiteradas ocasiones, países como Estados Unidos y Brasil, y organizaciones no gubernamentales internacionales han denunciado a La Habana por las condiciones a las que somete a sus médicos cuando los envía a misiones en otros países, reteniendo la mayor parte de sus sueldos y condicionándoles el día a día. De acuerdo con Washington y Brasilia, se trata de un severo delito de trata de personas y explotación, disfrazado bajo un manto de pretendida solidaridad.