Régimen asegura que aprobará en noviembre la reclamada política sobre bienestar animal
El régimen cubano prometió aprobar en noviembre una nueva "política de bienestar animal", un asunto que hasta ahora no se había abordado legalmente en el país y que reclaman con insistencia grupos defensores de los animales que denuncian activamente los actos de abuso y abandono
Marcha de los animalistas en La Habana
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano prometió aprobar en noviembre una nueva "política de bienestar animal", un asunto que hasta ahora no se había abordado legalmente en el país y que reclaman con insistencia grupos defensores de los animales que denuncian activamente los actos de abuso y abandono.

Se trata de un documento con el que se pretende unificar criterios y que a la vez tenga un papel regulador, desveló en declaraciones a la estatal Agencia Cubana de Noticias el director general del estatal Centro Nacional de Sanidad Animal, Yobani Gutiérrez.

Aseguró que un grupo de trabajo integrado por 42 personas -entre ellas especialistas del sector estatal y miembros de asociaciones de protección de los animales- elabora esta política, a partir de la cual se propondrán cambios en el Código penal.

Según el calendario legislativo hasta 2022 publicado en la Gaceta Oficial de Cuba en enero pasado, está previsto que el Consejo de Estado apruebe en noviembre de este año un decreto ley sobre protección animal, por lo que es previsible que la "política de bienestar animal" mencionada hoy se refiera a esa legislación.

Entre las novedades mencionadas por Gutiérrez figurará la creación de refugios caninos estatales, instalaciones hasta ahora inexistentes en el país y cuya puesta en marcha ha reclamado la Asociación para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant), que desde 1988 promueve la aprobación de una Ley de Protección Animal en Cuba.

El funcionario del régimen señaló que para elaborar la nueva política se tuvieron en cuenta los planteamientos de la población durante los debates de la nueva Constitución -promulgada el año pasado-, así como la opinión de expertos.

Entre las problemáticas detectadas citó las condiciones en clínicas y consultorios, los incumplimientos en las medidas de bioseguridad, y el maltrato físico tanto de animales de compañía como los que se emplean en labores agrarias o de transporte como los bovinos y equinos.

También reconoció que existen violaciones en las normas de traslado de animales, que se celebran peleas con fines de lucro y que es necesario mejorar la recogida de los que viven en las calles y tener un mayor control y conciencia sobre la tenencia responsable.

Según el especialista, el documento en preparación trata el tema del bienestar, un concepto que es "más abarcador" que el de protección, pues contempla el estado físico y mental en relación con las condiciones en las cuales los animales viven y mueren.

Asimismo refirió que la propuesta se enfoca, además, en lo necesario que resulta en la sociedad cubana actual ganar cultura sobre el respeto hacia los animales y por ello propone una estrategia de divulgación que abarca incluso remodelaciones en los sistemas de enseñanza para incluir estos temas.

Desde hace algún tiempo en Cuba ha surgido un activismo inédito liderado por grupos independientes de la sociedad civil que han encauzado sus protestas a través de las redes sociales y el año pasado protagonizaron una inusual marcha en La Habana para exigir el fin del maltrato animal y la aprobación de leyes al respecto.

El pasado noviembre los defensores de los animales también denunciaron una recogida masiva de perros callejeros para su sacrificio realizada en la capital cubana por el programa sanitario estatal Zoonosis, departamento de control sanitario del Ministerio de Salud Pública.

Los movimientos que trabajan por concienciar sobre los derechos de los animales organizan adopciones, campañas de vacunación y castración gratuitas, además de denunciar casos de maltrato.

 

(Con información de EFE)