Putin y Canel conversan por teléfono en medio de polémica sobre despliegue militar

Amenazas recientes del Kremlin sobre el envío de tropas a América Latina desenterraron en la memoria de los cubanos el recuerdo de la cooperación militar entre La Habana y Moscú.
Putin-Díaz-Canel.jpg
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, sostuvieron este 24 de enero una llamada telefónica en la que hablaron sobre la “cooperación estratégica” entre ambos países, informó el Kremlin.

Los mandatarios debatieron sobre “cuestiones relativas a una mayor coordinación de las acciones de los dos países en el ámbito internacional”, precisa el comunicado del gobierno ruso, aunque no habla específicamente de cooperación militar.

Díaz-Canel agradeció la ayuda en alimentos, medicinas y equipos médicos enviada por Moscú a la isla caribeña en medio de la pandemia y dijo en un tuit que las relaciones entre ambos países son “excelentes”.

Declaraciones recientes sobre un posible despliegue de tropas rusas en Cuba provocaron comentarios de todo tipo, en medio de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por la influencia de esta última en Ucrania.

El pasado 13 de enero, el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov aseguró en Ginebra que Rusia desplegaría tropas en Cuba y Venezuela si aumentan las tensiones con Estados Unidos.

En entrevista con la emisora de televisión rusa RTVI, Ryabkov, quien encabezó el grupo negociador en la ciudad suiza y en Viena, donde sostuvo conversaciones con jefes de la OTAN, señaló que "todo depende de la acción de nuestros homólogos estadounidenses".

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov advirtió sobre una ruptura total de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia si se adoptan las sanciones propuestas contra el presidente Putin y otros importantes líderes civiles y militares.

Las medidas, propuestas por los demócratas del Senado estadounidense, también apuntarían a las principales instituciones financieras rusas si Moscú enviara tropas a Ucrania.

Posteriormente, el 17 de enero, Peskov eludió dar declaraciones sobre la posibilidad de que Rusia emplace misiles en Cuba y Venezuela, al asegurar que Moscú estudia diferentes variantes para 'garantizar su seguridad'.

Cálculos de la alianza atlántica cifran en 100 000 los soldados, así como tanques y equipo militar pesado rusos listos para el combate cerca de la frontera oriental de Ucrania. Rusia niega que esté sopesando una invasión y, a su vez, acusa a Occidente de amenazar su seguridad al colocar personal y equipos militares en Europa Central y Oriental.

En 2014, Rusia se anexó la península ucraniana de Crimea y apoyó una insurgencia separatista en el este del país. Tras siete años de combate, han muerto 14 000 personas. Un acuerdo de paz de 2015 negociado por Francia y Alemania ayudó a poner fin a las batallas, aunque continúan las escaramuzas.