EEUU pide libertad para Félix y Sayli Navarro

El juicio contra los dos opositores tendrá lugar en Jovellanos, Matanzas, entre el 24 y 25 de enero.
Felix-Saily-Navarro.jpg
 

Reproduce este artículo

La embajada de EE. UU. en La Habana exigió este 24 de enero la liberación de los activistas opositores Félix y Saily Navarro, a la espera de juicio por protestar pacíficamente durante las manifestaciones populares de julio.

“Hoy, Félix y Sayli Navarro y otros 7 manifestantes del 11J de Matanzas enfrentan cargos penales (…). El régimen de Cuba busca encarcelarlos hasta por 16 años. ¡Pedimos su liberación inmediata!”, declaró la legación diplomática en Twitter.

Félix Navarro fue arrestado en Perico, Matanzas, el 12 de julio, cuando indagaba sobre opositores detenidos durante las protestas masivas del día anterior, que se extendieron a decenas de localidades del país.

Comenzó una huelga de hambre en septiembre, que depuso ese mismo mes, tras haber vencido al coronavirus en prisión. El 11 de septiembre se conoció que la salud de Navarro estaba delicada, tras la visita que hiciera el obispo de Matanzas, Manuel Hilario de Céspedes, al opositor cubano.

El religioso explicó entonces que Navarro continuaba su huelga de hambre, estaba “muy delgado y pesa 60 kilogramos”, aseguró en redes el intelectual Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia.

Félix Navarro es un ex profesor de física que fue prisionero político del grupo de los 75, encarcelados durante la Primavera Negra del 2003.

Tras un acuerdo entre el régimen de La Habana y la Iglesia católica en julio de 2010, fueron liberados en su mayoría con la condición de marchar al exilio. Tanto Navarro como el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer, decidieron permanecer en la isla.

La también Dama de Blanco Sayli Navarro Álvarez es hija del prisionero político Félix Navarro. Actualmente se encuentra en prisión domiciliaria.

El juicio para ambos activistas tendrá lugar en Jovellanos, provincia de Matanzas, entre este 24 de enero y mañana 25, según Radio Martí.

El gobierno de la isla busca imponer sanciones de hasta 30 años de cárcel a cientos de manifestantes del 11 de julio, día del levantamiento popular en Cuba, cuando miles de ciudadanos salieron a las calles a pedir la libertad del país.