Alexander Pupo: "con los apagones llegó el 11 de julio"

La Unión Eléctrica de Cuba informó este viernes 20 de mayo en un comunicado oficial que la producción de energía continúa por debajo de la demanda actual.
Apagones en Cuba
 

Reproduce este artículo

El doctor Alexander Pupo, reconocido opositor cubano, recordó a sus compatriotas este 23 de mayo que los apagones fueron la chispa que detonó la explosión social del 11 de julio.

“Recuerda, cubano, que con los apagones el año pasado llegaron los cacerolazos, con los cacerolazos el 11 de julio y luego se arreglaron las termoeléctricas y hasta aparecieron algunas donaciones”, dijo el disidente en redes sociales.

La Unión Eléctrica de Cuba informó este viernes 20 de mayo en un comunicado oficial que la producción de energía continúa por debajo de la demanda actual debido a que la “situación del Sistema Eléctrico Nacional sigue siendo compleja”.

“Continúan seis unidades térmicas en avería y los mantenimientos planificados en Feltón 2, Mariel 8 y Tallapiedra, por lo que se mantendrán las afectaciones al servicio eléctrico en los próximos días” anuncia la UNE.

En la nota se declara que hubo “mejoras” luego de que la unidad número 1 de Feltón encendiera la caldera e iniciara su proceso de arranque “después de 76 horas de intenso trabajo”. 

Según la UNE, las afectaciones se deben a “varios factores en la vulnerabilidad de los bloques térmicos” que, como de costumbre, se centran en las “limitaciones financieras y el bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos” los cuales han “impedido realizar los mantenimientos requeridos de forma oportuna”.

Las afectaciones han motivado apagones en distintos momentos que, sumados al agravamiento de la crisis económica y la escasez habitual del país, configuran un escenario de molestia ciudadana que el pasado verano devino en las mayores manifestaciones registradas en Cuba en décadas.

Los cubanos desconfían del relato oficial y estiman que, ante las carencias económicas del régimen, los apagones se deben a la falta de suficiente combustible para satisfacer la demanda.

Durante las últimas dos semanas, las provincias más afectadas fueron Matanzas, Guantánamo, Santiago de Cuba, Cienfuegos, Granma y Mayabeque. Los apagones programados son de hasta ocho horas en los peores casos.