Prórroga del régimen a los cubanos en el exterior cuesta 47 dólares por cada mes
Si recientemente la dictadura había anunciado que extendería la prórroga para que los cubanos permanecieran en el exterior sin perder la residencia permanente, ahora se ha revelado el porqué. Será otra manera de ingresar divisa extranjeras, que es el único plan visible, y más firme, del gobierno
Pasaporte cubano y dólares. Foto: Periódico Cubano/Pinterest
 

Reproduce este artículo

Cuando la dictadura castrista se las da de “humanista y comprensiva”, hay que sospechar por la fuerza de la costumbre. Si recientemente había anunciado que extendería la prórroga para que los cubanos permanecieran en el exterior sin perder la residencia permanente, por la crisis sanitaria del coronavirus, ahora se ha revelado a que viene tanta “bondad”.

Será, ni más ni menos, otra manera de ingresar dólares, euros y cuanta divisa extranjera sea posible recabar, que es el único y más firme plan del gobierno.

Este lunes, el Ministerio de Relaciones de Cuba (Minrex) publicó las nuevas disposiciones. Los ciudadanos cubanos y extranjeros residentes en Cuba que superaron su tiempo de estancia en el exterior de 24 y 12 meses respectivamente desde el 19 de marzo, deberán solicitar la prórroga de estancia en las oficinas consulares.

Aseguraron que “por el período comprendido entre el 19 de marzo del 2020 y el 12 de octubre del 2020 no se realizará cobro alguno”.

Sin embargo, “posterior al 12 de octubre del 2020, se cobrará la tarifa establecida para este servicio. Esta medida tiene vigencia hasta el 12 de octubre del 2021”.

Cobrarán “25 euros por la solicitud”, equivalentes a casi 30 dólares estadounidenses. Luego viene lo peor: quien desee conservar la residencia debe ingresarle al régimen “40 euros [unos 47 dólares] por cada mes posterior al 12 de octubre del 2020 y hasta el 12 de octubre del 2021”.

Según la nota en la página oficial del Minrex, “este trámite se hace en el momento. Si el trámite es realizado por una tercera persona, se aplica el cobro de 25 euros adicionales”.

El diseñador cubano Rafael Alejandro reaccionó, entre incrédulo y alarmado: “¿¿¿¿¿¿Esto es real???????????????? ¡¡¡La solución es que nadie pague un centavo!!! No solo quejarse”. El usuario identificado como Ratch LS le respondió: “Se pueden meter mi residencia cubana por el c…, completo, sin escala. Que sing... Ya ya, me cargué”.

El académico y periodista José Raúl Gallego, ironizó que con esta medida el régimen “vuelve a mostrar su carácter 'humanista'”.

Criticó que “en medio de una pandemia donde muchas personas no pudieron viajar al país porque las fronteras estaban cerradas y donde la mayoría ha sido golpeada económicamente, no solo mantienen el absurdo violatorio de retirar la residencia a los dos años sin entrar al país, sino que además se aprovechan para sacar dinero, cobrando 47 dólares por cada mes en el exterior a las personas que ya se les venció su residencia”.

Gallego cree que esta “es una medida de presión”, porque la dictadura necesita dinero a toda costa. “Sabe que el turismo ahora mismo no se comportará como en otros momentos y acude a su población cautiva: los residentes en el exterior, ya que muchos preferirán pagar solo un mes de esta 'prórroga inventada' y el resto del dinero invertirlo en un pasaje”.

Para el columnista de medios independientes, “el objetivo de esto es que todos aquellos que tienen vencida su residencia o próxima a vencer paguen un mes salgan corriendo para Cuba 'a poner el cuentamillas [de la residencia cubana] en cero'”.

El joven académico propone otra reacción al plan de la dictadura: “Lo que lleva es que salgamos corriendo con carteles para frente a las embajadas de Cuba en cualquier país donde estemos. Está bueno ya de abusos”.