Proponen ley para cortar ganancias del régimen cubano a costa de médicos
La “solidaridad médica” es una de las principales fuentes de ingreso del régimen cubano
Proponen ley para cortar ganancias del régimen cubano a costa de médicos
 

Reproduce este artículo

Los senadores de la Florida, Rick Scott y Marco Rubio, presentaron este miércoles un proyecto de ley para cortar las ganancias que recibe el régimen cubano a costa de los médicos enviados a misiones por el mundo.

La ley titulada "Cut Profits to the Cuban Regime Act", requerirá al Departamento de Estado de EEUU publicar la lista de países que tienen contrato con el régimen cubano para su programa de “misiones médicas”.

Adicionalmente proponen que el Departamento de Estado considere esto como un factor en la clasificación del país en el reporte anual de Trata de Personas (TIP, por sus siglas en inglés).  

El régimen cubano gana aproximadamente $7 mil millones de dólares anuales exportando sus servicios profesionales, incluidas estas misiones médicas.

Actualmente, hay alrededor de 50,000 médicos cubanos trabajando en 67 países y se reporta que Cuba ha enviado a más de 1,400 profesionales de la salud a más de 20 países para ayudar con la pandemia de COVID-19.

“De manera consistente, he expresado mi preocupación por la práctica explotadora de la dictadura de Díaz-Canel y Castro de usar a médicos cubanos para sus llamadas misiones médicas, la cual constituye una forma de trata de personas”, dijo Rubio.

"Me enorgullece el unirme a este esfuerzo que requerirá que el Departamento de Estado publique una lista de los países que son cómplices en la explotación de los profesionales médicos cubanos mediante la contratación con el régimen cubano”, agregó el senador de origen cubano.

Por su parte, Scott manifestó que “Cuba está traficando profesionales de la salud, y ahora utiliza la pandemia del coronavirus para obtener ganancias a expensas de estos médicos. Es horrible. Cualquier país que solicite asistencia médica de Cuba está apoyando la trata humana. La comunidad internacional debe oponerse al uso del trabajo forzado y la explotación de esta crisis por parte del régimen cubano".

La “solidaridad médica” es una de las principales fuentes de ingreso del régimen cubano. En 2018, único año del cual se tienen cifras de esta actividad, generó ingresos de seis mil 400 millones de dólares, muy por encima del turismo.

Dicha renta de profesionales a gobiernos extranjeros aporta a Cuba más de $10 mil millones. Cerca de 50 mil médicos cubanos colaboran en más de 60 países. El régimen se queda entre el 70 y 90% del salario. Solamente en Brasil Cuba lucró $ 360 millones cada año entre 2013 y 2018.

Además de tener que entregar como mínimo las tres cuartas partes de sus salarios, los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior son sometidos a una fuerte vigilancia y restricción de libertades fundamentales.

Los médicos que rompen con la misión son castigados por 8 años sin permitirles regresar a Cuba.

Estas condiciones han sido denunciadas por organizaciones defensoras de derechos humanos y la ONU ha advertido que podrían constituir formas de "trabajo forzoso" y “esclavitud moderna”.