Santiago de Cuba: Manifestantes del 11J gritan libertad al terminar su juicio

El juicio, que ocurrió en la sede del Tribunal Provincial de Santiago de Cuba, mantuvo intactas las sentencias contra 16 manifestantes pacíficos del 11J.
Dispositivo policial en el Tribunal de Santiago e imágenes del 11J en Palma Soriano (Collage, ADN Cuba)
 

Reproduce este artículo

Unos 16 manifestantes del 11 de julio en Palma Soriano, Santiago de Cuba, gritaron “libertad” cuando eran transportados de regreso a la cárcel luego de recibir el veredicto de su juicio de apelación el jueves pasado, informó este 29 de junio Radio Martí.

“Cuando se los llevaban, los muchachos comenzaron a golpear las paredes del carro jaula y a gritar libertad. Fue deprimente y emocionante a la vez”, dijo Susana García, madre del preso político Jorge Reinier Arias García.

El juicio, que ocurrió en la sede del Tribunal Provincial de Santiago de Cuba, mantuvo intactas las sentencias contra los manifestantes pacíficos, precisaron las fuentes. En algunos casos, fueron impuestas penas más severas.

El tribunal dispuso el internamiento en prisión del activista Andrés Lugo López, en libertad bajo fianza hasta el momento. Lugo fue condenado a 8 años de cárcel.

Los delitos señalados por Fiscalía van desde instigación a delinquir, desórdenes públicos, desacato, atentado, daños, evasión de presos o detenidos, resistencia y denegación de auxilio, hasta desobediencia.

“La jueza dijo que todas las pruebas que ella tenía son suficientes para llegar a la conclusión de que no ha habido errores, que están todas las pruebas que ella necesita para expresar un veredicto. No le subió a nadie la cantidad de años, pero tampoco bajó ninguna. Y es la última palabra, dijo que ellos no tienen derecho a apelar al Supremo, que ésta es la sentencia firme”, relató Yenisel Rodríguez Gondres, esposa de otro acusado.

Las protestas de julio comenzaron en San Antonio de los Baños, un pueblo ubicado en la provincia Artemisa, y se extendieron a decenas de localidades del país. Según expertos, se trata del estallido social más grande en la historia del socialismo cubano.

El Gobierno reconoció la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, de quien no se dieron las causas del deceso en la nota oficial.

Entre los 1046 que continúan entre rejas, hay 37 menores de edad, 23 de los cuales ya han sido sentenciados. Según Prisoners Defenders, gran parte de estos menores han sido condenados por sedición y la pena media son seis años y medio de cárcel.

En términos generales, de los 726 presos que tienen sentencia, 246 han recibido penas superiores a los diez años de prisión.

Lista de sentenciados:

 

  • Andrés Lugo López, 8 años de privación de libertad
  • Andrés Quinta Torres, 10 años
  • Ángel Bismaury Herrera, 6 años
  • Daineris Moya García, 3 años de trabajo correccional sin internamiento
  • Daniel Fernández Álvarez, 7 años de privación de libertad.
  • Elizabeth García Arias, 4 años de trabajo correccional sin internamiento
  • Enrique La O Martínez, 5 años de trabajo correccional con internamiento
  • Francisco Candiot García, 9 años de privación de libertad
  • Jorge Ávila Cedeño, 10 años
  • Jorge García García, 12 años
  • Jorge Reinier Arias García, 12 años
  • José Manuel Arias Campo, 5 años
  • Lorenzo Rosales Fajardo, 7 años
  • Reynaldo Dell Arias, 8 años
  • Rodennís Ávila Corujo, 6 años
  • Yurisnel Rodríguez, 12 años