EEUU: presentan proyecto de ley para extraditar a prófugos de la justicia en Cuba

Según estimaciones de Washington, en Cuba se encuentran alrededor de 70 prófugos de la justicia; entre ellos, algunos acusados de cometer atentados en EEUU.
Joanne Chesimard, Ishmael LaBeet y William Morales
 

Reproduce este artículo

Senadores republicanos y demócratas presentaron este 3 de agosto un proyecto de ley para exigir la extradición de los fugitivos de la justicia que reciben refugio en Cuba, informó el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Bob Menéndez (demócrata, Nueva Jersey), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Marco Rubio (republicano, Florida) fueron los encargados de presentar ante el quorum la denominada Ley de Justicia Trooper Werner Foerster y Frank Connor.

Entre los más de 70 fugitivos, según estimaciones de Washington, se encuentran los delincuentes convictos Joanne Chesimard y William Morales, cuyos delitos condujeron a la muerte de dos residentes de Nueva Jersey. Otros están acusados de secuestro, tráfico de drogas y asesinato.

“Hace décadas, le prometí a mi mamá Mary Connor Tully que le haríamos justicia al fugitivo convicto William Morales quien, junto con sus camaradas terroristas de las FALN, asesinó a su primer amor, mi padre, Frank Connor”, ​​declaró Joseph Connor, cuyo padre fuera asesinado en 1975 por terroristas de las FALN  actualmente amparados por el régimen cubano.

Las FALN son las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, organización guerrillera creada por el Partido Comunista de Venezuela en 1962 como brazo armado de las fuerzas opositoras, apoyadas por La Habana, que intentaron derrocar al gobierno de Rómulo Betancourt.

Morales cometió numerosos atentados terroristas en suelo estadounidense, incluido el que tuvo lugar en 1975 en Fraunces Tavern, en el sur de Manhattan, y el de la oficina de empleo de Mobil Oil en Nueva York en 1977, en los cuales murieron cinco personas, incluido Frank Connor.

“Es inaceptable que el régimen cubano siga dando cobijo a criminales responsables de cometer actos atroces en Estados Unidos, incluidos atentados terroristas, asesinatos de policías estadounidenses, secuestro de aviones y tráfico de armas”, expresó Menéndez.

Marco Rubio agregó: “el régimen comunista en Cuba ha brindado refugio seguro a Joanne Chesimard, Guillermo Morales, Charlie Hill, Víctor Manuel Gerena y otros criminales responsables de planear y ejecutar crímenes violentos contra estadounidenses. Al hacerlo, el régimen les ha robado justicia a las víctimas y sus familias”.

La nueva legislación requiere también que el gobierno de los EE. UU. plantee activamente los problemas de los fugitivos al Gobierno cubano y tome medidas adicionales para garantizar que Cuba no viole sus obligaciones en virtud de los tratados bilaterales de extradición existentes.

 

Algunos de los prófugos más conocidos

 

En mayo de 1973, Joanne Chesimard y dos cómplices ejecutaron al policía estatal de Nueva Jersey Werner Foerster durante una parada de tráfico de rutina. Aunque Chesimard fue juzgada, condenada y sentenciada a prisión, escapó el 2 de noviembre de 1979 y actualmente se encuentra prófuga en Cuba. En 2013, Chesimard fue agregada a la lista de terroristas más buscados de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Chesimard fue miembro del Partido Panteras Negras y veterana de su grupo armado, el Ejército Negro de Liberación. ​ El 2 de mayo de 2005, su nombre fue agregado a la Lista de Terroristas del FBI, con una recompensa de un millón de dólares por ayudar a su captura. El 2 de mayo de 2013, la recompensa por su captura aumentó a 2 millones de dólares.

Otro de los fugitivos es Ishmael LaBeet, quien en 1972 asesinó a ocho turistas y empleados e hirió a otros ocho en un club de golf en St. Croix, Islas Vírgenes estadounidenses. Fue juzgado y recibió diez sentencias de cadena perpetua, pero 12 años después, siendo transferido de una prisión en St. Croix a territorio continental estadounidense, extrajo una pistola que previamente había sido escondido en el baño del avión de American Airlines que lo llevaba y secuestró la nave, desviándola hacia Cuba. LaBeet también militó en el grupo paramilitar Panteras Negras después de recibir la baja deshonrosa del Ejército estadounidense durante la guerra de Vietnam. 

LaBeet vive en Holguín, con apartamento y libreta de racionamiento, después de haber cumplido siete años de prisión en la isla, solo encausado por el delito de secuestro del avión que lo condijo a la isla, precisó St. Thomas Source.