Por una bolsa de yogurt penosa pelea entre dos ancianos cubanos
Un teniente coronel retirado y otro ex miembro del ejército terminan discutiendo frente a una bodega cubana por una bolsa de yogurt
 

Reproduce este artículo

Una triste escena, que si no fuese tan dramática y real podría servir para una de las farsas del programa humorístico Vivir del Cuento, protagonizaron dos ancianos cubanos. Por una bolsa de yogurt terminaron discutiendo un teniente coronel retirado y otro ex miembro del ejército a las afueras de una bodega.

En un video compartido en YouTube por el canal Cuba y sus males, es posible observar a varios ancianos en medio del altercado,  mientras la vendedora de la entidad estatal intenta calmar la situación.

¿A quién tú le vas a dar?, pregunta uno de los ancianos al otro, una escena deprimente protagonizada por dos defensores del régimen y que ahora se encuentran totalmente desamparados.

“Como si vendieran una java con carne de res”, ironizó uno de los presentes.

La escasez en Cuba genera desesperación entre quienes apenas cuentan con los recursos para acceder a alimentos y suministros de primera necesidad. Entre las personas más vulnerables se encuentran los ancianos, principalmente los que dependen de la paupérrima chequera que entrega el gobierno.

Y aunque en la publicación del video no se especifica en qué localidad del país ocurrió esta discusión, pudo haber sido en cualquier comunidad; el desabastecimiento está generalizado por toda la isla.

 


Mientras se agudiza la situación epidemiológica en Cuba y principalmente en La Habana ¿a qué se deben exponer los cubanos para poder adquirir cualquier alimento?: a multitudinarias colas, que duran horas y horas.

La ineficiente gestión del régimen cubano ha hundido al país en una penosa situación, agrava por la crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus.

Desde la cuenta en Twitter, @GuajiroUniversitario, se denunció como habaneros permanecieron apiñados durante horas para poder comprar yogurt. “Ayer en Ayestarán para comprar una tanqueta de yogurt para desayuno o merienda”, escribió el usuario, que según se indica en los datos de la cuenta es un profesor universitario.   

“Por suerte íbamos blindados con Inmunidad Socialista, que no permite la transmisión del virus aún en periodos largos de aglomeraciones multitudinarias (8 horas de cola)”, ironizó sobre el triste contexto este cubano.

En la publicación se agregó una imagen donde es posible apreciar a decenas de personas, incumpliendo la medida de distanciamiento social, para frenar la propagación del coronavirus.

“Foto tomada a las 4 horas de cola”, escribió el usuario en la red social de Twitter.

La escasez de alimentos y productos de primera necesidad en el país, obliga a los cubanos a tener que hacer estas extensas colas, incluso con el riesgo de contagiarse.

Mientras, el régimen y sus voceros de los medios estatales están muy preocupados porque han explotado los casos del coronavirus, al menos los que informan desde el Ministerio de Salud Pública, entorpeciendo el avance hacia la etapa post pandemia y la apertura de La Habana, centro económico del país. Lo curioso de este lamentable retroceso en la epidemia es que, si tragamos acríticamente la versión oficialista, al parecer ni en las multitudinarias colas para adquirir alimentos y otros suministros básicos, ni en las guaguas o autobuses atestados de personas, los cubanos se contagian con el virus de la COVID-19.