¿Por qué en época de lluvias, mosquitos y dengue no se está fumigando?
En plena época de lluvias las fumigaciones y las inspecciones para la detección de larvas de mosquitos brillan por su ausencia en al menos tres repartos de La Habana. Pedro Acosta indaga sobre los posibles motivos, temeroso de brotes grandes de dengue y otras enfermedades
Hay muchos charcos con larvas en barrios de La Habana
 

Reproduce este artículo

 

Desde el mes de mayo comenzaron las lluvias y en las calles de los repartos Mónaco, Martí y Casino Deportivo, por solo mencionar tres, existen cientos de baches que están llenos de agua desde hace más de un mes. 

No sólo tienen agua, se les ven miles de larvas nadando entre el lino y el moho. Esta es una época de mosquitos y dengue y a pesar de ello no ha comenzado la famosa “campaña de fumigación”. Además, las visitas de inspección para detectar los focos tampoco se están realizando.

-Me encontré la semana pasada con Yusnari, una amiga que trabaja en Vectores, y cuando le hablé del tema me dijo: acuérdate de la COVID-19.

¡Ahora casi no le estamos tirando a los mosquitos!, se queja molesto Julián, vecino del Casino Deportivo y también trabajador de Vectores.

Me aclaró que muchas de sus compañeras, por tener hijos menores, han sido enviadas a sus casas. Por ello falta personal especializado en esta actividad y además hay muchos otros que están en función de la pandemia.
 
-Pero no solo existen charcos aquí. El otro día estuve por el barrio “Vieja Linda” y está parecido –declaró Jesús, que trabajó en anteriores campañas contra el mosquito.

-Frente por frente al agro del Mónaco hay un buen charco que está así hace meses. Miren esta foto que le tomé y vean las larvas nadando en él. Esta otra es frente al CV Cardona. Se unen agua y basura. ¡Y luego hablan del trabajo de higienización en la capital!

Tengo frente a mi casa unas cuantas piscinas…

Los mosquitos nos están acribillando desde hace más de un mes. Tengo junto a mi casa unas cuantas “piscinas” y en la esquina hay otras -explica Vladimir, residente en el Casino Deportivo. -Nada nuevo, hace más de dos años que esto está así. Baches y agua.

-En días pasados llamé a la dirección del policlínico de aquí, el Antonio Maceo, y la secretaria me contestó, pues el Director no estaba, que también vivía en el reparto y que a ella tampoco la visitaban las inspectoras, ni le fumigaban la casa. Que no podía decirme el porqué, pues no lo sabía.

En llamada telefónica hecha por este reportero al Departamento de Higiene y Epidemiología, que radica en el mencionado policlínico, la funcionaria que me atendió empezó por decirme que aún no estábamos en la etapa de la Campaña de Fumigación, que solo se estaba fumigando en los casos en que se detectaba el vector cuando se hacían las visitas. Al preguntarle que cómo era posible que supieran en qué casa o cuadra había mosquitos si en el barrio hacía mucho tiempo que no se realizaban tampoco las visitas de inspección, de inmediato me dijo que llamara al área de “Vectores” que era a quien tenía que plantearle la queja. Que el teléfono era el mismo.

Falta el producto  necesario para hacerlo.
 
Me explica Gerardo, vecino del Casino Deportivo, que no perdiera mi tiempo en llamar a “Vectores”.

-Conversé telefónicamente con Irene, del área de vectores, y supe, después de muchas preguntas y respuestas, que no se estaba fumigando porque faltaba el producto necesario para hacerlo. Todo fue a través de una intermediaria, pues Irene nunca se puso al teléfono.  

Le pregunté que si las visitas tampoco se realizaban por falta de “recursos” y calló. Cuando volví a solicitar la información me contestó que ya mi queja estaba registrada. Que verían que estaba sucediendo con las inspecciones.

Me percaté que no sabían que aquí las visitas sanitarias brillaban por su ausencia. Tremendo descontrol en plena pandemia y época de mosquitos y dengue, del que ya en el barrio se han dado algunos casos, aunque de eso ni se habla. Pero es que a la larga todo se sabe.
 
¿Hay que esperar a que haya un fuerte brote de dengue para actuar? ¿No es mejor prevenir? –remata irritado Gerardo.
 
¿Cuál es la verdad?

Es un reclamo de la población el que se fumigue. El dengue está presente en el país desde hace décadas. También existe la posibilidad de contraer el zika o el chikungunya. Es más que necesario, es imprescindible que se haga. No solo por las mencionadas enfermedades que pueden causar hasta la muerte, sino también por los molestos mosquitos que te pican y en ocasiones te causan infecciones en la piel. 

Después de tantas medias explicaciones, imprecisiones y desconocimiento no se sabe cuál es el motivo del por qué no se está fumigando ni realizando la inspección antivectorial.

¿Será por la falta de productos, por escasez de personal, por descontrol o porque se han desviado los recursos para combatir a la pandemia?