Policía impone multa a este anciano desvalido por bajarse la mascarilla
Enfermo y abandonado a su suerte por el régimen, este anciano tiene que sufrir ahora los abusos de la policía, que no se apiada de su pobre situación
Jesús González Álvarez
 

Reproduce este artículo

Un anciano enfermo en Pinar del Río fue multado por quitarse la mascarilla mientras hablaba por teléfono en un área prácticamente despoblada, según comentó a Cubanet el activista de la UNPACU Eduardo Díaz Fleitas.

Jesús González Álvarez, cuenta Díaz Fleitas, estaba hablando por teléfono en el parque wifi del poblado Entronque de Herradura, municipio pinareño de Consolación del Sur, y tras cerciorarse de que no hubiera personas alrededor se quitó la mascarilla para poder hablar mejor.

Sin embargo, un oficial de policía que pasaba por el lugar, “al verlo llamó a la oficial del sector cercano al parque y le ordenó ponerle una multa, luego se fue”. La agente le pidió el carnet a González Álvarez y le impuso una multa de 300 pesos.

Al día siguiente del incidente, Díaz Fleitas se presentó en la estación policial a reclamar la arbitrariedad, pero allí ignoraron sus razones y ratificaron la sanción.

González Álvarez, de 60 años, padece de una colitis ulcerativa crónica en el colon, que le provoca hemorragias severas y le ha impedido trabajar el tiempo suficiente como para tener derecho a jubilación. Tampoco recibe pensión.

A pesar del eslogan gubernamental de que “la revolución no deja a nadie desamparado”, el hombre vive en completa indefensión, en un estado de miseria extrema. A esto se suma que las autoridades le dieron un mes de plazo para pagar la multa.

En medio de una crisis de escasez y miseria en Cuba, que se ha visto agravada este año por la pandemia del coronavirus, varios activistas y opositores denuncian que las autoridades cubanas imponen desmedidas penas contra los ciudadanos que supuestamente incumplen las medidas de bioseguridad.

El pasado mes de septiembre un artículo publicado en la plataforma estatal Cubadebate, que reseña el panorama de la capital a tres semanas de las medidas restrictivas, se han impuesto más de 54 000 multas en La Habana.

A esta problemática se suma que muchos de los cubanos no cuentan con el dinero para pagar los montos establecidos, sobre todo en un país donde comprar comida se ha vuelto cada vez más complicado, por lo que las sanciones se van duplicando una vez se cumple el plazo para ejecutar el pago.

Este 30 de septiembre las autoridades sanitarias de Cuba reportaron 35 casos de coronavirus, lo que eleva las cifras totales a 6801.  Por mucho, Pinar del Río volvió a ser la provincia con más incidencias (26), un récord que viene arrastrando desde hace dos semanas aproximadamente, lo que la ha convertido en el foco de la pandemia en la isla.

Varias localidades del municipio cabecera, Viñales y Consolación del Sur se encuentran en estricto aislamiento. En este último, hoy se reportan 15 casos del virus, un número inusitadamente alto para tan pequeño territorio.