Policía detiene a madre cubana por correr con su hijo
Según la mujer el niño necesita salir porque es hiperactivo, pero la policía la requirió por no usar mascarilla para prevenir el coronavirus y los llevó en una patrulla
Policía de Cuba en Patrulla

Una madre cubana que salió a correr en los alrededores de su casa en La Habana, con su hijo de 7 años, fue detenida por la policía que extrema su celo por estos días en que el coronavirus se expande por la isla.

La mujer alegó que el niño es hiperactivo y necesita actividad física, pero fue detenida por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria, que le reprocharon haber salido a ejercitarse sin mascarilla.

La madre transmitió en vivo la detención por Facebook Live, que sucedió en el barrio habanero de Siboney, durante unos doce minutos incluso cuando la policía la subió a un carro patrullero junto con el menor y los condujo a la estación más cercana, donde le apagaron el teléfono móvil.

Ante la inminente detención, la madre reprochó a los policías que la detuvieran sin que oficialmente estuviera limitado toda salida a la calle o hubiera toque de queda, mientras otras personas corrían por la calle frente a ellos o en el la ciudad hacían enormes colas para el pollo en los mercados sin atenerse a las recomendaciones sanitarias.

“Que yo sepa todavía hay colas en la calle”, dijo constantemente a los agentes la madre.

“El oficial dice q estoy cometiendo un delito, pero no me acaban de explicar que delito o artículo de ley estoy violando”, afirmó.

A uno de los policías se le escucha informar a su oficial superior que la mujer “viola la orden de que no se puede andar en la vía pública”.

La madre explicó que su hijo, de nombre Alex y que rompió en llanto al ser montado en la patrulla, ha sido diagnosticado con hiperactividad por especialistas médicos y necesitaba salir, luego de diez días confinado en casa con sus hermanos.

Pero sin atender razones, la patrulla 1044 de la PNR realizó la detención en plena calle, visiblemente incómodos porque la madre estuviera denunciando en un Live lo sucedido.

Uno de los policías le dice que “tiene que estar en su vivienda, el virus es algo que anda en el aire” y le critica que hayan salido a hacer ejercicio sin mascarillas, “la medida de seguridad correspondiente”.

Sin embargo, la zona donde se encuentran parece desierta y sin posibilidad de aglomeraciones. La madre explica que conoce bien la zona y que no pensaba hablar con nadie.

Además, critica que, al llevarla con su hijo a una estación policial, los agentes la expongan a un contagio.

Las autoridades cubanas están promocionando como una de las medidas fundamentales para combatir la propagación del COVID-19 la de quedarse en casa el mayor tiempo posible.

Como parte de esto, decidieron suspender el curso escolar y según el diario oficialista de la Isla de la Juventud, “serán multados los padres que dejen a sus hijos jugar afuera de su domicilio”.