Piden ayuda para comprar teléfono a reportero independiente cubano

La iniciativa busca reunir los fondos para comprar un teléfono al periodista cubano Yoel Acosta Gámez, a quien recientemente la Seguridad del Estado le decomisó el suyo durante una detención arbitraria
Piden ayuda para comprar teléfono a periodista independiente cubano
 

Reproduce este artículo

A través de una campaña abierta en el sitio web Gofundme se busca reunir los fondos para comprar un teléfono a periodista independiente cubano Yoel Acosta Gámez, a quien recientemente la Seguridad del Estado le decomisó el suyo durante una detención arbitraria.

"Nuestro querido amigo y hermano de lucha Yoel Acosta Gámez hace un trabajo muy importante de denuncia y lucha por los derechos humanos en la zona oriental de la isla", refiere la publicación que acompaña al pedido de ayuda, y asimismo señala que "recientemente la SE (Seguridad del Estado) lo detuvo y le decomisó su teléfono, cámara, y todo el efectivo que llevaba consigo".

Explican en la petición además que "estamos pidiendo ayuda para que puede continuar con su trabajo de denuncia y sólo con un teléfono puede hacerlo".

Recordemos que Yoel Acosta, quien también es activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), fue liberado el pasado 19 de mayo en el municipio guantanamero de Imías, a 68 kilómetros de Baracoa, donde reside junto a su familia.

En conversación con ADN Cuba, Alisannis Lores, esposa del opositor, informó que lo dejaron allí sin dinero ni pertenencias. "Le decomisaron el móvil, la cámara, y 1820 pesos en moneda nacional. Ahora está esperando algo que pase para acá para ver si lo quieren traer porque no tiene nada para pagar el transporte", dijo en ese momento.

Recordemos también que Yoel Acosta fue detenido por fuerzas represivas tras visitar a una familia pobre en el municipio Baracoa, que no recibe ninguna ayuda del gobierno local.

En una detención previa Acosta fue amenazado con ser desaparecido por la Seguridad del Estado en Baracoa, y en esta ocasión activistas de UNPACU se vieron obligados el pasado 15 de mayo a solicitar un recurso de Habeas Corpus ante las autoridades provinciales, pues se desconocía el lugar dónde estaba encarcelado el opositor.

Según Lores, su esposo estuvo detenido todo el tiempo en el propio municipio capital, Guantánamo, desde donde fue transferido a Imías, y luego liberado.

La esposa refirió que fue informada del arresto "por personas que presenciaron lo acontecido", porque en ningún momento las autoridades le brindaron información sobre el activista y toda solicitud fue contestada con silencio.

Por último, tengamos en cuenta que en estos casos la Seguridad de Estado viola la propia ley del régimen, pues en la Constitución de Cuba se dispone en el artículo 51 que "las personas no pueden ser sometidas a desaparición forzada, torturas ni tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes".