Payá: "Borrell decide ponerse de parte de los dictadores"

Las críticas a la manera en que la UE trata con la dictadura no han cesado en los últimos meses, luego de que su embajador en la isla, el español Alberto Navarro, firmara una carta pidiendo a Washington el fin del embargo contra Cuba.
Borrell-Payá
 

Reproduce este artículo

La activista cubana Rosa María Payá, coordinadora de la plataforma opositora Cubadecide, criticó el anuncio del alto representante de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, de pedir a Biden que quite a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

“Borrell decide ponerse de parte de los dictadores que mantienen bajo cerco criminal a los activistas de UNPACU, cuando cumplen el día 18 en huelga de hambre”, declaró la opositora en referencia a la decisión del político europeo.

Payá acompañó también las declaraciones del senador cubanoamericano Marco Rubio, quien dijo al respecto:

“Desastrosa decisión por parte de Borrell al ayudar al régimen criminal de Cuba, que sigue reprimiendo y abusando al [sic] pueblo cubano. ¿Acaso se le olvidan los vínculos de La Habana con las FARC, el ELN y el narco-régimen de Venezuela?”.

En una carta dirigida al diputado Javier Moreno Sánchez, presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Borrell dijo el primero de abril que próximamente se reuniría con Biden y solicitaría la eliminación de Cuba de la “lista negra”.

Según el político, la maniobra de Trump —quien decidió regresar a la isla comunista al listado— no tiene fundamento debido al rol positivo que jugó La Habana en las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y las guerrillas de izquierda que lo combaten desde hace 70 años.

Uno de los argumentos de Washington fue justamente su complicidad con esos grupos armados, sobre el entendido que los Castro daban cobijo a sus miembros y apoyo financiero. Tanto las FARC como el ELN son considerados por Washington grupos terroristas y narcotraficantes.

Al respecto, en un artículo de opinión publicado en el WSJ el lunes, el congresista Mario Díaz-Balart señala que "en Cuba los terroristas encuentran refugio".

A través de este texto, Díaz-Balart explica cómo la maquinaria estatal cubana ha trascendido las fronteras de la Isla hasta llegar a países como Venezuela.

No siendo suficiente, "la dictadura cubana también trabajó con Hezbollah, un representante terrorista de Irán, para apuntalar al régimen de Maduro. En Cuba, los terroristas encuentran refugio. El régimen rechazó las solicitudes de extradición de Colombia luego de un atentado con bomba en 2019 que mató a 22 personas".

 

Política de la UE hacia Cuba, mucho ruido y pocas nueces

 

Las críticas a la manera en que el bloque hemisférico trata con la dictadura castrista no han cesado en los últimos meses, luego de que su embajador en la isla, el español Alberto Navarro, firmara una carta pidiendo a Washington  el fin del embargo contra Cuba.

A finales de febrero de 2021, el embajador de la UE en la Isla declaró a Cubanet que no consideraba que Cuba fuera una dictadura.

"Yo no considero que Cuba sea una dictadura. No puedo andar dando calificativos y menos del gobierno en el que estoy acreditado", dijo entonces al medio independiente.

A raíz de estos comentarios, decenas de eurodiputados pidieron la dimisión del diplomático en una misiva enviada al Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell. Comenzando marzo, Navarro tuvo que ir a Bruselas a reunirse con Borrell, por sus declaraciones.

Este 6 de abril se supo que sería relevado de ese cargo. La noticia fue difundida primeramente por la web especializada The Diplomatconfirmada por fuentes diplomáticas a Vozpópuli.

De acuerdo con este último medio, Navarro se iría de la Isla para ser el nuevo cónsul general de España en Boston, Estados Unidos.