Activistas denuncian desigualdades de género, poca participación ciudadana y represión en Cuba

El Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), junto al proyecto Aulas Abiertas, organizaron el webinar “Género, participación ciudadana y artivismo”, con la comparecencia de varios activistas cubanos
Activistas denuncian desigualdades de género, poca participación ciudadana y represión en Cuba
 

Reproduce este artículo

La organización de la sociedad civil independiente Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR/Cuba), junto con la colaboración del proyecto Aulas Abiertas, del Instituto Político para la Libertad  (Perú) y ODE, organizaron este sábado 22 de mayo el webinar “Género, participación ciudadana y artivismo”,  con la comparecencia de varios activistas cubanos.

Intercambiaron durante el debate, transmitido en vivo desde el Facebook de Aulas Abiertas, Juan Madrazo, líder del CIR, los activistas de género Marthadela Tamayo y Leandro Rodríguez, los artivistas Osvaldo Navarro, Lester Matos y Soandry del Ríos, y el activista Roberto Santana.

Madrazo, comentó sobre las prioridades del trabajo del CIR y explicó que trabajan con las problemáticas raciales que han identificado en el país; así como con temas de género, artivismo, proyectos comunitarios y la observación constante de la gestión de los gobiernos locales. Contó además, sobre la colaboración de voluntarios.

Por su parte, Marthadela Tamayo, integrante de la Red Femenina de Cuba y de la organización Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), denunció la violencia política e institucional que prevalece en la Isla, como “uno de los rostros más visibles y constantes dentro de la violencia de género”.

Según, advirtió la activista, desde la Red Femenina de Cuba, exigen la estipulación en el país de una Ley Integral de Violencia de Género, la transparencia de los datos relacionados con los feminicidios y la preparación de los funcionarios públicos que atienden estas agresiones.

Tamayo, denunció también la violencia que se ejerce desde los órganos represivos de la Seguridad del Estado, principalmente contra mujeres activistas defensoras de los derechos humanos o quienes deciden formar parte del espacio público y manifestarse en contra del régimen.

Alertó además, sobre las desigualdades de género que imperan en el país y las diferentes barreras culturales, políticas e históricas que las ponen de manifiesto. Refirió, que entre las líneas de trabajo de la Red, priorizan la constante capacitación de las activistas.

Tamayo, citó el Articulo 42 de la Constitución cubana: “Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes. La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley”; y afirmó: “quiero decir que en Cuba esto no funciona así, y se traduce en toda la represión policial, la ola de hostigamiento, hechos arbitrarios, detenciones y  hasta penas de cárcel a los activistas de derechos humanos”.

Los activistas de la comunidad LGBTQ+, expusieron además sobre la inexistencia de una ley que proteja la identidad de género en Cuba, así como la autorización legal del matrimonio igualitario. “No es un regalo, es un derecho”, recalcó Leandro Rodríguez.

“Para nadie es un secreto que llevamos 60 años siendo violentados y abusados en nuestros derechos. Ha aumentado la represión contra la comunidad LGBTQ+”, aseveró Rodríguez.

El activista refirió que según el marketing político el matrimonio igualitario no fue aprobado en la Isla, porque “el pueblo no estaba preparado”. De acuerdo a lo que opinó Rodríguez, la sociedad cubano todavía tiene sesgos ideológicos y homofobia pero “sí acepta a las personas LGBTQ+”.

Osvaldo Navarro, abordó por su parte, la falta de libertades artísticas en la Isla, la censura contra creadores independientes y el posicionamiento critico de un importante grupo de artistas e intelectuales contra el Decreto 349.

Aulas Abiertas, es un proyecto que facilita el diálogo, la participación y la capacitación de jóvenes y activistas de la sociedad civil cubana a favor de la democracia y el respeto por los derechos humanos.