Padres de jóvenes arrestados reciben citación policial

Jorge Martín Blanco y Marta Perdomo Benítez son los padres de dos jóvenes de San José de las Lajas que recibieron condenas de 8 y 10 años de cárcel por protestar.
Protestas-11J-Ancianos.jpg
 

Reproduce este artículo

Jorge Martín Blanco y Marta Perdomo Benítez, dos ancianos padres de jóvenes encarcelados tras las protestas del 11 de julio, fueron citados por la Policía este 11 de noviembre.

La citación no especifica las razones del interrogatorio, pero ambos especulan que se debe a la cercanía de la Marcha Cívica por el Cambio, programada por el grupo opositor Archipiélago para el próximo 15 de noviembre.

La proximidad del 15N ha provocado un aumento de los arrestos, amenazas, chantajes, sanciones de cárcel y expulsiones de centros de trabajo como señales de advertencia a ciudadanos que manifestaron públicamente su apoyo a la Marcha Cívica por el Cambio y activistas opositores en general.

“Hacemos responsables al gobierno de San José [de las Lajas] y a la Fiscalía Provincial de lo que nos pueda pasar, porque mis hijos un día fueron citados y no regresaron”, aseguró Marta Perdomo.

Nadir y Jorge Martín Perdomo, presos desde el 17 de julio por participar en las protestas contra el gobierno en San José de las Lajas, provincia Mayabeque, fueron condenados a 8 y 10 años de cárcel, respectivamente.

Los hermanos pertenecen al grupo de cientos de detenidos que contabilizó Cubalex tras las protestas del 11 de julio, durante las cuales se manifestaron contra la situación económica y la falta de libertades más de 60 localidades del país. 

Estas detenciones se han hecho a pesar de que el presidente del Tribunal Supremo de Cuba aseguró en declaraciones a la prensa extranjera acreditada en La Habana que manifestarse no es delito sino un derecho constitucional.

Para el próximo 15N, Archipiélago convocó a otra manifestación, catalogada de “ilegal e ilegítima” por las autoridades cubanas.

El 9 de noviembre, el principal impulsor de la Marcha Cívica, Yunior García Aguilera, aseguró a EFE que el grupo Archipiélago estudia cómo salir a las calles ese día sin exponer a los manifestantes a la represión.

Las autoridades vinculan a los promotores de la marcha pacífica opositora con “cabecillas contrarrevolucionarios” de instituciones y congresistas del vecino país que buscan un “cambio de régimen” y una “intervención militar”.