Padre de preso político pide ayuda

El padre del preso político Luis Andrés Domínguez Saldiña, denuncia que su hijo se encuentra detenido "arbitrariamente" y pide ayuda para poder llevarle comida a la prisión.
Andrés Avelino Rodríguez Beltrán, padre del preso político Luis Andrés Domínguez Saldiña
 

Reproduce este artículo

Andrés Avelino Rodríguez Beltrán, padre del preso político Luis Andrés Domínguez Saldiña, denuncia que su hijo se encuentra detenido "arbitrariamente" y pide ayuda para poder llevarle comida a la prisión de Valle Grande.

"Mi hijo está preso como muchos otros más en este país arbitrariamente. Ya que nada de lo que le han querido imputar se le ha aprobado. Sin embargo, sigue en prisión. Ya él lleva siete meses desde el 24 de febrero está preso" relata el padre a ADN Cuba.

Según informa Rodríguez Beltrán, esta es la quinta ocasión en la que su hijo es privado de libertad por cuestiones políticas, y en la actualidad el régimen busca a toda costa dejarlo preso.

"Estuvo primero en Villa Marista, acusado de delitos contra la Seguridad del Estado. Cuando lo mandaron a la prisión del combinado no lo quisieron porque el papel decía delito contra la seguridad del Estado, sin especificar. Entonces lo devolvieron para Villa Marista. Parece que completaron lo que faltaba ahí y entonces lo mandaron para Valle Grande. No pudieron demostrar nada de lo que le imputaban y le cambiaron la denuncia a propaganda enemiga" explica.

El preso político apeló a la Fiscalía al cabo de los seis meses de su detención, mas no obtuvo respuesta de la instancia represora. Rodríguez Beltrán se reunió con el teniente coronel "Luis Miguel", que le advirtió que su hijo "estaba metido en problemas graves".

"Le pregunté cuáles eran los problemas graves y me dijo que tenían a un grupo cogido, que había uno del grupo que lo mencionaba y que entonces él estaba bajo investigación por eso",alegó el padre.

Según refiere el también opositor, todo el proceso en torno al caso de Luis Andrés Domínguez Saldiña ha sido turbio, pues no solo han sido cambiados a conveniencia del régimen los cargos que se le imputan, sino que tampoco ha tenido representación de un abogado, y "todo lo que se sabe, se sabe porque se lo han dicho a él verbalmente".

Al referirse a las condiciones del presidio, el padre explica que son "pésimas" y que su hijo "se siente alterado de los nervios porque esta prisión es injusta".

"En las otras cuatro prisiones que ha tenido, él ha asumido con dignidad, pues para nosotros ser preso político es una medalla en el pecho. Pero es cuando hacemos algo" explica Rodríguez Beltrán, y asegura que "él no ha hecho nada, por lo tanto, no se sabe qué cosa es lo que está tramando la seguridad del Estado".

"Ellos plantean que lo tienen ahí porque él es peligroso en la calle, porque no tiene miedo y es proclive a sumarse a cualquier manifestación. Entonces lo que temen es que esté en la calle y participe en alguna manifestación. Quiere decir que lo tienen ahí porque le tienen miedo a que él esté en la calle", concluye.

A sus 75 años, Andrés Avelino Rodríguez Beltrán carece de un retiro o apoyo económico debido a que durante quince años ha sido opositor en el Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo. Debido a su militancia contra el sistema político y ante la difícil situación que enfrenta el país, confiesa que no tiene "ningún tipo de recursos", por lo que se le dificulta ayudar a su hijo en prisión.

"No tenemos ningún tipo de ayuda. Yo no tengo recursos y con la edad que tengo ya yo me estoy sintiendo mal. Entonces, él se siente alterado los nervios al ver la situación que estoy pasando para poderle llevar una bobería, unos pancitos, un poquito de mayonesa, que es lo único que le puedo llevar, porque ni cigarros le puedo dar",  lamenta.

Según explica, los precios de productos básicos como el pan, el aceite y el azúcar se han incrementado considerablemente, y asegura que para poder alcanzarle una bolsa de alimentos a su hijo necesita como mínimo siete u ocho mil pesos, una cifra inalcanzable no solo para él, sino para una parte considerable de la población cubana en la actualidad.