Maykel Osorbo: encarcelado en una prisión de Pinar del Río

Luego de 13 días sin conocer su paradero, al fin el régimen se dignó a dar noticia del rapero contestatario a sus allegados e integrantes del Movimiento San Isidro.
Osorbo-Pinar
 

Reproduce este artículo

El músico contestatario y opositor Maykel “Osorbo” Castillo está encarcelado en la prisión 5 y medio de Pinar del Río, comunicó este 31 de mayo el Movimiento San Isidro a través de la cuenta del artista.

Según la nota aclaratoria, el régimen dio la noticia “debido al dictamen del Comité de desapariciones forzadas del ONU y a la presión que se ha hecho dentro y fuera de Cuba”.

Este lunes se cumplen 13 días luego del injusto encarcelamiento del artista, quien fue sacado a la fuerza de su casa, prácticamente sin ropa y sin motivo aparente. Activistas y medios de prensa independientes aseguran que la verdadera razón es la militancia opositora de Castillo.

“Recordemos que cuando Camila Lobón acudió a la estación policial de Cuba y Chacón, en el cuarto día de la desaparición de Maykel, no aparecía registro ni de su localización ni de ningún proceso penal iniciado en su contra”, aclara la nota.

Al rapero, uno de los intérpretes del popular tema Patria y vida, se le imputan cargos de “atentado”, “desacato” y “resistencia”, para los cuales no se han presentado pruebas.

El 27 de mayo, los restantes artistas de Patria y vida lanzaron un manifiesto por la libertad de Luis Manuel Otero Alcántara y Osorbo.

Además, otras 200 personas y organizaciones firmaron el documento, que exige al Estado cubano la libertad y exoneración inmediata de todos los convictos y condenados de conciencia.

También piden a la comunidad internacional que sea solidaria y exija a Cuba el cumplimiento de los compromisos adquiridos en materia de derechos humanos y cese el estado de terror.

Un día después, António Guterres, secretario general de Naciones Unidas envió una misiva al representante permanente de Cuba ante la ONU en Ginebra por la desaparición del rapero.

Osorbo es una de las voces más conocidas del MSI, un grupo de activismo ciudadano, arte y solidaridad comunitaria cuya actividad fundamental ocurre en una de los barrios más pobres de la periferia habanera.