Once familias en la calle tras derrumbe en La Habana
Al menos once familias tuvieron que abandonar un edificio ubicado en Amistad 458 entre Reina y Dragones, en los límites de Centro Habana y La Habana Vieja, donde el viernes colapsó el techo de uno de los pasillos de acceso al inmueble
(Foto cortesía Yunet Cairo). Publicada en Radio Televisión Martí
 

Reproduce este artículo

Al menos once familias tuvieron que abandonar un edificio ubicado en Amistad 458 entre Reina y Dragones, en los límites de Centro Habana y La Habana Vieja, donde el viernes colapsó el techo de uno de los pasillos de acceso al inmueble.

Según la activista Yunet Cairo, residente del lugar, hasta el momento las autoridades encargadas no se han personado para determinar la magnitud de los daños o dar solución a las personas afectadas.

Cairo relató que el viernes en la noche "se empezaron a caer los pedazos del techo" en el pasillo del primer piso. Los vecinos del lugar salieron corriendo del inmueble y llamaron a la policía, añadió.

Una patrulla llegó al edificio. "Miraron lo que estaba pasando, viraron la espalda y se volvieron a ir".

También llamaron a los bomberos, pero estos respondieron "que si no había nadie atrapado no podían hacer nada".

Según la activista, intentaron comunicarse con el gobierno municipal y un funcionario de guardia les respondió el teléfono, pero nunca se personó en el lugar del derrumbe. "Todo el mundo está esperando a que venga alguien a resolvernos el problema. Todo el mundo está en la calle", pero hasta ahora nadie ha acudido a ayudarlos, recalcó.

El edificio de cinco pisos "está desabilitado", dijo la activista.

En el techo del pasillo quedaron "pedazos suspendidos" que esperan caigan en cualquier momento. Cairo explicó que cuando sale de su apartamento tiene que atravesar ese pasillo para llegar a la escalera. "Es un peligro total", subrayó.

Los afectados permanecían este lunes a la espera del delegado de la circunscripción, el jefe de sector de la policía y el arquitecto del gobierno, quienes deben dictaminar los siguientes pasos a seguir por los vecinos, pero "todavía no ha llegado nadie", concluyó Cairo.

El pasado 17 de septiembre, un derrumbe parcial en un edificio de La Habana Vieja dejó una persona fallecida y dos lesionadas. Varias familias continuaban residiendo en la parte del inmueble que aún no se ha desplomado.

El problema de la vivienda en Cuba ha pasado de ser un problema personal a convertirse en un conflicto con el Estado, señaló recientemente Juan Antonio Blanco, Director Ejecutivo de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, tras la publicación de un informe sobre el tema.

Según cifras oficiales, el fondo habitacional de la isla es aproximadamente de de 3 millones 824 viviendas. Las autoridades señalan que el déficit habitacional supera el millón 331 mil casas, indica un reporte de agosto de 2019 publicado en el sitio oficialista Cubadebate.

 

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)