Expertos aseguran que variante ómicron prevalece en Cuba

En reunión con jefes del régimen, científicos cubanos aseguraron que aumentarán los casos en enero y febrero, pero vendrá un descenso abrupto en marzo.
Omicron-Cuba.jpg
 

Reproduce este artículo

Estudios preliminares señalan que la variante ómicron del SARS-COV-2 prevalece en Cuba, señaló este 12 de enero la doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK, según Granma.

En reunión con altos jefes del Estado este miércoles, la especialista asoció el aumento súbito de casos durante el último mes, con cifras superiores a los 2000 diagnósticos diarios, a la expansión de este linaje, sin embargo, dijo que el país está en condición favorable para enfrentarla debido a la campaña de vacunación de 2021.

Ómicron provocará un “rápido crecimiento del número de casos y elevados picos” para enero y febrero, pero en marzo se registrará un descenso abrupto, informó por su parte el doctor en Ciencias Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana y experto en estadística del Gobierno.

La Habana, Artemisa y Pinar del Río, al occidente de la isla, tienen el pronóstico más desfavorable para las próximas semanas. Los modelos prevén que, en la región oriental, Holguín, Las Tunas, Santiago de Cuba y Granma presentarán los picos más elevados, añadió el experto.

Pedro Más Bermejo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Epidemiología, aseguró que Ómicron traerá un aumento de casos, pero el número de pacientes críticos, graves y fallecidos se mantendrá moderado.

El nuevo protocolo del Ministerio de Salud Pública (Minsap) estipula que “todo paciente sospechoso y confirmado que sea asintomático o presente síntomas leves será ingresado en el hogar o quedará en aislamiento domiciliario y espera vigilada en la atención primaria de salud”.

Solamente serán internados en los hospitales “los niños menores de dos años, los niños con esquema de vacunación incompleto o no vacunados, independientemente de su edad y cuadro clínico, pacientes en edades pediátricas con factores de riesgo, las embarazadas y puérperas, las personas no vacunadas y los pacientes que por su cuadro clínico y comorbilidades sean tributarios de ingreso, previa evaluación en la unidad asistencial correspondiente”.

Cuba registró este miércoles 2788 nuevos casos de COVID-19 correspondientes a la jornada de ayer, en la que no se registraron fallecimientos por causa de la enfermedad, según el último informe del Minsap.

Hasta el 6 de enero, el 85,7% de la población cubana, 9,7 millones de personas, había completado el esquema de vacunación con alguno de los tres inmunógenos de producción nacional aprobados por la autoridad reguladora para su uso de emergencia, ninguno de los cuales ha sido certificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para frenar el alza epidémica, el régimen dispuso el 5 de enero la obligatoriedad de un examen PCR negativo para todos los viajeros, realizado no más de 72 horas antes del arribo a la isla, y una cuarentena en un hotel para aquellos que provengan de determinados países africanos o para los cubanos que no cuenten con esquema de vacunación completo.