Residentes no vacunados tendrán que pagar cuarentena en hotel cuando lleguen a Cuba

Los residentes en Cuba que no estén vacunados contra la COVID-19, cuando viajen a la isla se verán obligados a pagar una cuarentena en hoteles que decida el régimen
Control sanitario aeropuerto cubano. Foto: Granma
 

Reproduce este artículo

Los residentes en Cuba que no estén vacunados contra la COVID-19, cuando viajen a la isla se verán obligados a pagar una cuarentena en hoteles que decida el régimen, anunció este jueves la prensa oficialista.

La medida forma parte de un paquete de dispociciones sanitarias que regirán a partir del 5 de enero de 2022 y se aplicará a “los cubanos residentes en el país que no tengan esquema de vacunación, para entrar al territorio nacional”, informó el diario Granma.

Deberán “cumplir con una cuarentena obligatoria, por ocho días, en un hotel destinado al efecto, asumiendo el propio viajero los costos de alojamiento y de transportación”. Además, “realizarse en el punto de entrada una toma de muestra para PCR-RT a SARS-COV-2”.

Al séptimo día de aislamiento en el hotel, “se hará una nueva toma de muestra que de resultar negativa permitirá el alta de la cuarentena al octavo día”.

Cuba despide el 2021 con un incremento de contagios de coronavirus durante los últimos días y 433 casos positivos este viernes, según reporte del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

La cifra oficial de enfermos con la COVID-19 desde la llegada de la pandemia a la isla, asciende a 966 004 personas. Actualmente hay 1 210 casos activos, entre ellos un paciente en estado crítico y 13 graves. El Minsap registra 8 322 fallecidos en total por complicaciones de la COVID-19.

Varias zonas de Cuba registran un aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas a partir de la llegada de ómicron y la permanencia de otras variantes del virus, lo que provocó endurecimiento de las medidas restrictivas y reuniones de las autoridades locales, informaron este 29 de diciembre medios de prensa en Isla de la Juventud y Matanzas.

El municipio especial reportaba en los últimos 15 días 98 casos autóctonos en seguimiento y una tasa de incidencia de 117,9 por cada 100 000 habitantes, aseguró la Agencia Cubana de Noticias. Los funcionarios alertan sobre la presencia de la variante Delta en el territorio, con altos niveles de contagio.

En Sancti Spíritus el coordinador de Programas y Objetivos del Gobierno provincial, Ricardo García Hernández, anunció la suspensión de conciertos y el cierre de discotecas por el aumento de casos de COVID-19.

Según una nota del periódico oficialista Escambray, se suspenden todas las actividades públicas “que conlleven a las peligrosas concentraciones de personas y se prohíbe el funcionamiento de las discotecas”.

Las ferias agropecuarias organizadas por el régimen para paliar la escasez de fin de año, se mantienen en la provincia “por el impacto que tienen en la oferta de productos variados para la alimentación del pueblo”.

El doctor Manuel Rivero Avella, director de Salud en Sancti Spíritus, explicó que, tras 16 semanas consecutivas con un descenso en el número de contagios, la situación epidemiológica empeoró, sobre todo en los municipios Cabaiguán y Fomento.