“Ocúpese más de la economía y menos de Trump”: sugerencia a ministro cubano

Varios cubanos respondieron e hicieron sugerencias al ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, por sus afirmaciones sobre las nuevas sanciones de la administración estadounidense contra el régimen cubano
Alejandro Gil, ministro cubano de Economía
 

Reproduce este artículo

Varios cubanos respondieron e hicieron sugerencias al ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, a propósito de la postura de éste y sus afirmaciones sobre las nuevas sanciones de la administración estadounidense contra propiedades del régimen cubano y bienes producidos por sus empresas.

“Con fines electorales, Trump limita los derechos de los estadounidenses, al prohibirles alojarse en hoteles en Cuba y llevar tabaco y ron a su regreso. ‘Vaya democracia, que gran ejemplo de libertad y libre comercio’. Con nosotros, bien sabe que no puede”, escribió crítica e irónicamente Gil en Twitter sobre las medidas anunciadas la víspera por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El pronunciamiento no pasó desapercibido para decenas de cubanos con presencia en la red social del pájaro azul, quienes mayormente le hicieron ver al ministro la insignificancia de las sanciones respecto a otros problemas mayores que enfrenta su cartera.

“Ocúpese más de la economía y menos de Trump”, le sugirió el comunicólogo José Raúl Gallego, quien además le recordó a Gil que el gobierno del que forma parte, autollamado “revolucionario”, le prohibió durante años a los cubanos entrar a los hoteles de su propio país.

“Aún hoy, visitar un hotel es algo inconcebible para un alto por ciento de la población, cuyos salarios no le alcanzan para lo básico”, agregó Gallego, mientras que el usuario identificado como Arturo Reyes, en la misma clave, rememoró que no fue sino hasta 2008 que los cubanos pudieron empezar a hospedarse en los hoteles de su país, todos en manos del régimen.

Hasta ese año ni siquiera se podía tener un celular; la lista de impedimentos del gobierno cubano a su propio pueblo es larga, subrayó Reyes, dejando entrever que las nuevas sanciones de Washington son hasta insignificantes para el cubano de a pie en comparación con los impedimentos del régimen.

Por su parte, al usuario identificado como Ernestico le indignó que un gobernante de un régimen dictatorial cuestionase los valores democráticos de otro país. “¿Cómo te atreves de hablar de democracia y cuestionarla, cuando la dictadura encarcela a todo el que la cuestiona? Tu cinismo es inmenso”, sentenció.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos modificó este miércoles 23 de septiembre varias regulaciones que codifican el embargo a Cuba para impedir a los ciudadanos estadounidenses el hospedaje en hoteles y propiedades vinculadas al régimen de la isla, así como restringirles la importación de ron y tabaco cubanos.

La entidad gubernamental precisó que su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) enmienda las regulaciones sobre el control de activos cubanos para hacerlas más coherentes con la política del presidente Donald Trump hacia Cuba.

Ésta busca negarle al régimen la posibilidad de obtener ingresos que le permitan mantener su estructura dictatorial y represiva, así como sostener en el poder a otros dictadores como Nicolás Maduro, de Venezuela.

En tal sentido, las nuevas modificaciones prohíben a personas sujetas a la jurisdicción estadounidense alojarse o hacer transacciones monetarias en ciertas propiedades vinculadas al gobierno cubano, las cuales son identificadas en un nuevo listado conformado y dado a conocer por el Departamento de Estado.

De igual forma, la modificación de cuatro licencias generales restringe la importación a territorio estadounidense de ron y tabaco, así como derivados de estos producidos en la isla, mientras que la enmienda a otra licencia elimina la autorización a los ciudadanos estadounidenses para asistir u organizar eventos profesionales o conferencias en Cuba.