No alcanza para subsistir: Trabajadores cienfuegueros se quejan del salario en Cuba
Un trabajador cienfueguero aseguró al medio oficial "5 de septiembre" que su salario de 260 pesos en moneda nacional ni siquiera alcanza para subsistir.
Trabajadora cienfueguera
 

Reproduce este artículo

Varios trabajadores cienfuegueros entrevistados a finales de julio por el periódico estatal 5 de septiembre se quejaron del bajo salario que reciben en sus centros de trabajo, particularmente en medio de la pandemia de coronavirus que afecta a la Isla.

Sergio Portela Vals, un cienfueguero que ha trabajado por con casi tres décadas en la Empresa Cárnica de su provincia, aseguró al medio oficial que su situación “no es fácil”, pues a pesar de que con los 260 pesos en moneda nacional (CUP) que hoy recibe como salario, se trata de una cifra que ni siquiera alcanza para subsistir.

“Cuando falta el transporte debo coger un coche de Palmira hacia acá; son dos pesos; llego y la merienda cuesta tres; el almuerzo, tres; y si vas sumando, hacen los 10 pesos con 50 centavos que gano al día. Entonces, trabajamos ocho horas, el mes anterior cumplimos y sobrecumplimos la norma, y el salario continúa bajo”, se quejó.

Por su parte, el periódico 5 de septiembre se quejó de la “compleja” realidad de la Empresa Cárnica Cienfuegos, donde los trabajadores de oficina cobran más de 500 pesos, mientras los obreros del área de producción “a duras penas superan los 300”.

El periódico también denunció que, aunque la Empresa de Productos Lácteos Escambray y la Empresa Cárnica Cienfuegos muestran una “notoria” estabilidad laboral, “los obreros se quejan de que cuanto reciben de salario no les da ni para pagar el consumo de energía eléctrica en sus hogares”.

En Cuba, donde el salario medio ronda los 40 CUC, las condiciones de vida de los trabajadores continúan deteriorándose bajo la pandemia de COVID-19. Aunque las críticas a los bajos salarios son comunes, resulta raro que aparezcan en los medios oficiales, sometidos al estricto control del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El contraste entre bajos salarios y altos precios de la vida se tornó aún más escandaloso con la reciente apertura de tiendas en moneda libremente convertible, donde los clientes solo pueden comprar con tarjetas magnéticas y dependen casi exclusivamente de las remesas de familiares en el extranjero.

“Es una falta de respeto al cubano, al de a pie, que somos la mayoría. Sin palabras, indignados e impotentes, así nos sentimos”, opinó Ibet Pascual Sánchez. Ella, y otros cubanos, expresaron su desacuerdo en los comentarios a un post de la página de Facebook “El Chago”, un sitio donde se publican contenidos sobre Santiago de Cuba.

Por su parte, la usuaria identificada como Aleida Amita, denuncia que es una “falta de respeto, abuso, hasta cuándo los trabajadores vamos a sufrir tanto atropello. Venta en MLC cuando el salario es mísero y en MN (moneda nacional). No hay consideración con el pueblo, así no, el bloqueo interno es lo que nos está asfixiando”.